“Estamos en casa y quizás varias personas comen por un tema de ansiedad o por aburrimiento. En lo que tenemos que priorizar en estas circunstancias es por una alimentación de calidad y que sea nutricionalmente rica”, resaltó la nutricionista Maca Bustamante. (Foto: EFE/Karl Forsterling)
“Estamos en casa y quizás varias personas comen por un tema de ansiedad o por aburrimiento. En lo que tenemos que priorizar en estas circunstancias es por una alimentación de calidad y que sea nutricionalmente rica”, resaltó la nutricionista Maca Bustamante. (Foto: EFE/Karl Forsterling)
Redacción EC

El aislamiento obligatorio, medida aplicada por muchos países para frenar el contagio del nuevo , ha cambiado radicalmente la rutina de muchas personas, sus ritmos laborales, horas de descanso y alimentación diaria.

Sobre este último punto, la nutricionista Maca Bustamante conversó con El Comercio para señalar los alimentos que deberían encabezar la dieta de la población que se encuentra confinada en sus hogares, imposibilitada actualmente de realizar algunas de sus actividades físicas regulares.

La cuarentena ha sido “un cambio radical para todos, siendo afectados en sus hábitos de alimentación y sus rutinas de ejercicios”, señala la especialista. “Hay mucho estrés, lo que contribuye en la hormona cortisol, aumentando así la acumulación de grasa”.

Para Bustamante, la combinación de todos los nuevos factores generados por la cuarentena hace “que muchas personas estén aumentando de peso y su porcentaje de grasa”; o, por la falta de actividad física, otros muchos terminen disminuyendo “la cantidad de músculo que tenían en el cuerpo”.

“Estamos en casa y quizás varias personas comen por un tema de ansiedad o por aburrimiento. En lo que tenemos que priorizar en estas circunstancias es por una alimentación de calidad y que sea nutricionalmente rica”, resalta la especialista.

Es vital que haya una “buena cantidad de proteínas en la dieta, que no necesariamente tiene que ser pollo, pescado, res o huevos; también pueden ser de origen vegetal como las menestras, la quinua o la kiwicha”, agrega.

En el caso de las verduras, Bustamante considera que es importante incluirlas en nuestras comidas porque “generan volumen”, dándonos saciedad con un aporte calórico bastante bajo. Además de ser ricas en micronutrientes, que son las vitaminas y minerales que “finalmente van a reforzar y potenciar nuestro sistema inmunológico”.

Asimismo, las verduras nos aportarán fibra, que ayudarán con la flora intestinal para contrarrestar temas como el estreñimiento, constipación que se puede generar “ahora que las personas no están en mucho movimiento”.

Otro punto clave para la nutricionista es seleccionar en nuestra dieta los carbohidratos ricos en fibra, apostando por una mayor cantidad de camote, papa o avena; y no tanto en los carbohidratos refinados, como los que podemos encontrar en las galletas, golosinas o dulces. Estos últimos, al ser “ricos en azúcar añadida, son los que contribuirán en el aumento de peso y que nos de ansiedad".

Las frutas también son otro elemento que Bustamante categoriza como "muy importantes” y que deberían ser incluidas en todo tipo de variedad, mencionando algunas como el mango, papaya, piña, sandía, plátano, uvas, manzanas, mandarinas, granadillas, u otras que se puedan encontrar en los mercados.

Tocando el tema de las grasas, es vital para la especialista que la población opte por la “grasa de calidad” que se puede encontrar en la “paltas, aceitunas, aceite de oliva, frutos secos"; y, a la par, alejarnos de las frituras y productos ultraprocesados que van a contribuir en el sobrepeso.

Por último, la nutricionista agrega que no hay que olvidarnos de la hidratación, algo de suma importancia a lo largo de nuestro día, y que "como muchas personas no está saliendo de casa o no están haciendo mucha actividad física, no están tomando tanta agua”.

Síguenos en Twitter...