Bruno Ortiz Bisso

Periodista de Ciencia y Tecnología

bruno.ortiz@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Desde Londres, donde forma parte de uno de los equipos oficiales que busca hacerle frente al , el epidemiólogo peruano comparte con El Comercio todo lo que se sabe hasta ahora de la nueva variante del SARS-CoV-2. Además, brinda algunas recomendaciones para que la situación en el Perú no se salga de control.

—¿Por qué aparecen estas nuevas variantes?

Los virus mutan con frecuencia. Cometen errores al replicar su material genético. A veces, estos errores son terribles para el virus y no sobrevive. A veces, no tienen ningún efecto, y a veces le dan una ventaja. Cuando pasa esto, y por las leyes de selección natural, estas variantes tienen mayor probabilidad de ser propagadas dentro de la población, por su ventaja sobre el virus original.

—¿Qué se halló?

Una nueva variante que tiene muchas mutaciones para que sucedan por casualidad. Lo interesante es que esta variante ha dominado rápidamente el escenario epidemiológico del Reino Unido.

“Un virus que se transmite más pero que no es tan letal puede ser más peligroso, porque acelera la curva”.


—¿Entonces, se está transmitiendo más rápido que el virus original?

Efectivamente. En cuestión de dos meses, esta variante se ha convertido en la predominante. Esto sugiere que es significativamente mejor en la propagación, en comparación al virus no mutado. Esto es algo que no se puede afirmar a la ligera. Por eso se han hecho estudios epidemiológicos y genómicos para entender cómo estas mutaciones pueden causar estas diferencias en la transmisión del virus y ver si las personas infectadas por esta nueva variante tienen más posibilidades de generar casos secundarios, es decir, de retransmitir la infección.

—Es más transmisible, ¿pero es más letal?

Ya hay evidencia suficiente para decir que se transmite con más facilidad, sin causar mayor letalidad. Hay evidencia del Reino Unido, de Dinamarca y de Irlanda que señala que esta variante es, en promedio, entre 30% y 50% más transmisible sin cambiar la proporción de letalidad ni de severidad.

—¿El peligro está entonces en que los servicios de salud colapsen más rápido?

Efectivamente. Un ejemplo es lo que está pasando en Londres. Al día de hoy [ayer] hemos reportado, en todo el país, 1.325 muertes en solo 24 horas. . Inclusive, los hospitales nuevos que fueron construidos durante la primera ola están desbordados. Hay personas que no han logrado acceder a los servicios de salud por la gran cantidad de casos. Las personas deben entender que un virus más infeccioso pero no más letal es incluso más peligroso. ¿Por qué? Porque al transmitirse más rápido, lo que estamos haciendo es acelerar la curva. Entonces, la proporción de fallecidos se va a mantener, pero van a aparecer más rápido. Así, los fallecidos que teníamos en una semana los vamos a tener en dos días. Y eso se va a traducir en un mayor número de muertes diarias y una mayor presión sobre el sistema sanitario.

“Eventualmente, el virus te tuerce el brazo y no tendrás más salida que la cuarentena. No hay que llegar a eso”.


—El Reino Unido está en plena vacunación, hay vigilancia del virus y aun así regresó a la cuarentena. ¿Es algo inevitable?

Aquí hubo aprendizajes de lo sucedido en la primera ola, sobre cuál era el efecto de las medidas de control en suprimir la transmisión del virus. Así se tomaron medidas de control en noviembre. Se levantaron, se abrió la economía por la época navideña. En una o dos semanas nos dimos cuenta de que esas medidas no funcionaron. Miramos hacia atrás y hallamos la nueva variante, que no respondía de la misma manera a esas medidas. Se necesitaban medidas más fuertes y por eso se cerró todo. Esta cuarentena es una consecuencia de la nueva variante.

—Para esta nueva variante no han bastado las lecciones aprendidas…

Hemos aprendido mucho, pero el mensaje principal es que esta situación no es estable. En cuestión de meses el panorama cambia y debemos ser sumamente reactivos y estar siempre al tanto de la nueva información que aparece.

—¿Será inevitable regresar a una cuarentena?

Mira, eventualmente el virus te tuerce el brazo y no tendrás otra salida más que la cuarentena nacional. La idea es no llegar a eso. En Australia, en Brisbane, detectaron un caso y cerraron todo. La mejor medida tanto para la economía como para las personas es reaccionar rápido.

—Esa es la clave...

Sí. Se tiene que actuar temprano y atender esos pequeños focos donde hay rebrotes y aumento de casos. No debemos esperar a que se conviertan en una segunda ola. No hay que esperar que haya 10, 100 o 1.000 casos para empezar a pensar qué es lo que vamos a hacer, porque si no esto se va a salir de control.


VIDEO RECOMENDADO

Minsa confirma el primer caso de la nueva variante del SARS-CoV-2 proveniente del Reino Unido


Minsa confirma el primer caso de la nueva variante del SARS CoV-2 proveniente del Reino Unido


TE PUEDE INTERESAR


SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER



SÍGUENOS EN TWITTER...