Este dinosaurio recibió una brutal golpiza y sobrevivió
Este dinosaurio recibió una brutal golpiza y sobrevivió

Hace unos 180 millones de años un recibió la mayor golpiza registrada hasta el momento. El Dilophosaurus wetherilli vivía en lo que ahora es Arizona, EE.UU.,recibió un ataque que le causó múltiples fracturas y lesiones en ocho huesos de la cintura y las extremidades inferiores. Sin embargo, las heridas no consiguieron matarlo.

Según detalla un estudio publicado en la revista, los paleontólogos Phil Senter y Sara Juengst describen una espeluznante serie de lesiones e infecciones causadas por un “encuentro de alto impacto”.

Los científicos especulan, debido a la gravedad de las heridas, que el dinosaurio pudo chocar contra una pared de roca o un árbol durante la pelea con otro dinosaurio (que pudo ser uno o varios depredadores o una presa a la defensiva).

Algunas lesiones se infectaron, explica la investigación, por ejemplo una herida punzante en el cúbito izquierdo que registró un crecimiento anormal del hueso. Otra herida en una falange de la mano izquierda había conseguido romper la membrana celular y originó otra infección.

El húmero derecho estaba más torcido que el izquierdo, lo que provocó que el antebrazo y la mano derecha sobresalieran en un ángulo inusual, y los expertos creen que esto sucedió porque el animal cargaba todo su peso solo en una pata para aliviar el dolor de la otra extremidad.

Además, otras lesiones en el metacarpo (hueso de la mano) y el dedo podrían haber sido el resultado de esta postura forzada.

Pero lo que sorprendió a los paleontólogos fue que, a pesar de las graves lesiones, el Dilophosaurus wetherilli no murió. La cicatrización de las heridas le permitió sobrevivir al menos varias semanas después del ataque, aseguran los panleopatólogos, quienes estudian las enfermedades de los dinosaurios y otras especies de la antigüedad.

Fuente: Gizmodo/Plos One

TAGS RELACIONADOS