La costa verde de Lima. (Foto: Pixabay)
La costa verde de Lima. (Foto: Pixabay)
Redacción EC

La mitad de las playas del mundo podrían desaparecer a fines de siglo debido a la erosión causada por fenómenos asociados al , según un estudio publicado en

“Una proporción sustancial de la costa arenosa del mundo ya está erosionando, una situación que podría verse exacerbada por el cambio climático”, detalla el trabajo.

En solo 30 años, el mar le arrebatará hasta 100 metros en promedio a las playas debido al cambio climático, según los expertos. Este escenario podría duplicarse para el fin del siglo.

“Además del turismo, las playas de arena constituyen a menudo el primer mecanismo de protección contra las tormentas e inundaciones y, sin éstas, los impactos de los fenómenos climáticos extremos serían probablemente mucho más fuertes”, advirtió Michalis Vousdoukas, quien dirigió el estudio y es investigador en el Centro Común de Investigación de la Comisión Europea. “¡Debemos prepararnos!”, afirma.

Las playas de arena ocupan más de un tercio de los litorales marítimos del mundo y, a menudo, se encuentran en regiones densamente pobladas. Pero están amenazadas por la erosión a causa de las nuevas construcciones, el aumento del nivel de los océanos, tormentas, amenazando asi a las infraestructuras y a la vida.

Los hallazgos son parte de una investigación global sobre la evolución de la costa arenosa realizado por investigadores del Centro de Ciencias de la Unión Europea.

“Una proporción sustancial de las costas arenosas amenazadas se encuentra en áreas densamente pobladas, lo que subraya la necesidad de diseñar e implementar medidas de adaptación efectivas”, alertan los investigadores.

Para llegar a esta conclusión, los científicos tomaron como base observaciones satelitales registradas entre 1984 y 2015, y las combinaron con proyecciones del cambio del nivel del mar y modelos climáticos hasta fines de siglo. Para el estudio también simularon 100 millones de tormentas para analizar la erosión costera.

Australia podría ser el país más duramente afectado, con sus casi 15.000 km de playas arenosas borradas del mapa dentro de 80 años, por delante de Canadá, Chile y Estados Unidos. México, China, Rusia, Argentina, India y Brasil también se encuentran entre los países en primera línea en cuanto a fragilidad.

Los científicos han trabajado a partir de dos escenarios o modelos, desde el “peor”, en que las emisiones de gases de efecto invernadero continúen a su ritmo actual, u otro, en el cual el calentamiento global se limite a 3°C, un nivel no obstante considerado elevado.

En el peor de estos casos, el 49,5% de las playas de arena desaparecerían, o sea, aproximadamente 132.000 km de costas. En el otro, alrededor de 95.000 km se verían afectados.

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (de la ONU, el GIEC), estimaba en un informe publicado en septiembre pasado que los océanos podrían elevarse en 50 cm para 2100 en el mejor de los casos, y 84 cm en el peor. Sin embargo, muchos científicos creen que estas hipótesis son conservadoras.

Los autores señalan que si se cumpliera con los objetivos de los Acuerdos de París sobre reducción de emisiones en el mundo, las pérdidas podrían mitigarse hasta en un 40%, aunque hay zonas que se verán afectadas sin remedio.

Con información de Emol, GDA/AFP

TE PUEDE INTERESAR

Síguenos en Twitter: