Esqueleto hallado en México es el más antiguo de América
Esqueleto hallado en México es el más antiguo de América
Redacción EC

(Agencias). Un esqueleto, de entre 12  mil y 13 mil años de antigüedad, hallado en México es el más antiguo de américa, según informaron desde el .

Estos restos fueron hallados en el 2011 en una caverna por un grupo de buzos, que exploraban un cenote del caribe mexicano. Ellos se sumergieron en el túnel lleno de agua, nadaron a 10 metros de profundidad y 200 de distancia; al llegar a un pozo totalmente negro, se habrían topado con los huesos.

(Foto: INAH/México)

El esqueleto, que presenta el cráneo totalmente intacto, fue bautizado como ‘Naja’ (Ninfa de Agua). Este pertenecería  a una joven que habría tenido entre 15 o 16 años de edad y que habría vivido durante el pleistoceno tardío.

(Foto: INAH/México)

Luego de someter el hallazgo a estudios de ADN mitocondrial, Carbono 14 y Uranio/Torio, se pudo concluir en que se trataba del resto más antiguo que se conoce en América, según indicó en conferencia de prensa María Teresa Franco, directora general del INAH.

 
Un hallazgo develador

‘Naja’ no solo sería el más antiguo del continente, también es la prueba fehaciente que confirma la teoría de que los primeros pobladores de América llegaron provenientes de Siberia a través del Estrecho de Bering, de acuerdo a los señalado por el INAH.

Según indican, los estudios que se le realizaron, demuestran que su código genético lo vincula directamente con migraciones siberianas, que solo la comparten antiguos pobladores americanos. Esto la incluiría en un grupo que desarrolló cambios de adaptación al medio.

(Foto: INAH/México)

Las condiciones del lugar, nombrado “Hoyo Negro” por los buzos, habrían permitido esta extraordinaria conservación de los restos, en  donde también se pudieron hallar más de 11 especies de mamíferos, como el tigre dientes de sable, perezoso de tierra, cerdo de monte, entre otros. 

Y es que, esta zona se inundó luego de una glaciación finalizada hace 10,000 años. La mezcla de agua dulce y salada fueron factores claves para laa preservación del hallazgo.