Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Ciencias

El estudio que pone en duda la edad de la Luna (y podría modificar la antigüedad de la Tierra)

Investigadores alemanes analizaron las rocas lunares de las misiones Apolo para determinar con precisión cuándo se formó el satélite

luna

(Foto: Pixabay)

Un equipo de científicos del Instituto de Geología y Mineralogía de la Universidad de Colonia, en Alemania, ha determinado que la Luna es mucho más antigua de lo que se pensaba.

En la investigación, que se publica en la revista Nature Geoscience, se analizaron las rocas lunares que fueron traídas a la Tierra por las misiones Apolo y descubrió que el satélite se formó solo 50 millones de años después del inicio del Sistema Solar.

[La NASA descubrió el posible "eslabón perdido" de la formación planetaria]
[El misterioso (y pestilente) olor de la Luna (según los astronautas que la pisaron)]

Esto quiere decir que la Luna se formó hace aproximadamente 4.510 millones de años. Estudios anteriores indicaba que se formó unos 150 millones de años después del Sistema Solar.

El trabajo, además, podría ayudar a determinar cuál es la edad exacta de la Tierra, ya que la Luna se formó cuando un enorme cuerpo planetario, del tamaño de Marte, se estrelló contra la Tierra primitiva. Esto arrojó material a la órbita de la Tierra, que gradualmente se compactó formando la Luna actual.

luna

El consenso científico es que la Luna se formó tras una colisión entre la Tierra y otro planeta del tamaño de Marte. (Foto: Pixabay)

"Como la formación de la Luna fue el último evento planetario importante después de la formación de la Tierra, la edad de la Luna también proporciona una edad mínima para nuestro planeta Tierra", afirma a The Independent Maxwell Thiemens, autor principal del estudio.

Las rocas lunares traídas por los astronautas a la Tierra permiten analizar la composición química de los diferentes tipos de rocas que se formaron cuando el satélite estaba en formación.

"Tales observaciones ya no son posibles en la Tierra, ya que nuestro planeta ha estado geológicamente activo a diferencia de la Luna", explica Peter Sprung, coautor del estudio. "La Luna proporciona una oportunidad única para estudiar la evolución planetaria".

Para llegar a esta conclusión, los investigadores compararon las diferentes "firmas químicas" de las muestras lunares. "Al comparar las cantidades relativas de diferentes elementos en las rocas que se formaron en diferentes momentos, es posible aprender cómo se relaciona cada muestra con el interior lunar y la solidificación del océano de magma", explica Raúl Fonseca, de la Universidad de Colonia.

Los científicos analizaron la relación entre los elementos raros hafnio, uranio y tungsteno para comprender la cantidad de fusión que se produjo para generar los basaltos de yegua (las regiones negras en la superficie lunar). 

Los investigadores explican que el hafnio y el tungsteno dejan una marca, como un 'reloj' radioactivo natural del isótopo hafnio-182, que se descompone en tungsteno-182, lo cual sucedió durante los primeros 70 millones de años del sistema solar.

Luego combinaron la información de hafnio y tungsteno de las rocas lunares con información experimental de laboratorio. El resultado fue que la Luna comenzó a solidificarse 50 millones de años después de que se formara el Sistema Solar.

"Esta información sobre la edad significa que cualquier impacto gigante [para la formación de la Luna] tuvo que ocurrir antes de ese momento, lo que responde a una pregunta muy debatida entre la comunidad científica sobre cuándo se formó la Luna", señala Carsten Münker, de la Universidad de Colonia.

Síguenos en Twitter:

Tags Relacionados:

Luna

Tierra

astronomía


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ