Módulos Temas Día

Más en Ciencias

¿Cómo funciona el algoritmo de Google que tanto ha cuestionado Donald Trump?

El Presidente Trump ha insistido en que el popular buscador online se esfuerza por silenciar las voces conservadoras en sus resultados. Ante esto, expertos revisaron el funcionamiento de esta herramienta

Google

(Foto: Reuters)

El principal buscador online, Google,  ha estado en medio de críticas por parte del gobierno de Estados Unidos luego de que el Presidente Donald Trump acusara a su algoritmo de no ser parcial con las corrientes políticas a la hora de mostrar información o noticias en sus resultados de búsqueda.

Si bien la plataforma salió a defenderse, asegurando que no tiene preferencias políticas o tendencias marcadas en su buscador, las dudas no se disiparon, ya que poco es lo que se conoce de este proceso.

Ante esto, The New York Times explicó cómo funcionan los engranajes detrás del buscador que este mes cumplió 20 años y que es el responsable de más del 90% de las búsquedas que se realizan en internet.

De acuerdo a la publicación, "incluso una pequeña modificación en el algoritmo puede redirigir una gran cantidad de resultados de búsquedas en Google" a sitios específicos.

Google Chrome

 (Foto: AP)

--- ¿Cómo funciona el buscador? ---

Pareciera ser un proceso simple, que se repite millones de veces en un día en todo el mundo, sin embargo, cada vez que un usuario comienza a teclear alguna solicitud, Google inicia un proceso de búsqueda frente a los cientos de miles de millones de sitios que tiene indexados para relacionar las palabras clave del usuario con sus potenciales resultados.

Tras seleccionar los sitios a mostrar, Google los pone en un orden respecto a un algoritmo secreto. Si bien no se conoce por completo el funcionamiento de éste, algunas pistas se han entregado en el tiempo.

Una de estas revelaciones fue el "PageRank", un ranking nombrado así por uno de los fundadores de la compañía, Larry Page, que "funciona bajo una premisa básica de que el valor de cada página puede ser determinado según cuántos otros sitios la enlacen", algo que era muy útil en los primeros años del navegador.

Por esto, con el paso de los años, Google ha sofisticado su algoritmo agregando parámetros como en qué parte del sitio se encuentran las palabras solicitadas en la búsqueda, qué tan reciente es la creación del sitio o la ubicación geográfica en que se encuentra el usuario.

Por esto, poco a poco Google ha sofisticado su algoritmo agregando parámetros como en qué parte del sitio se encuentran las palabras solicitadas en la búsqueda, qué tan reciente es la creación del sitio o la ubicación geográfica en que se encuentra el usuario.

--- El secreto mejor guardado ---

Hasta la fecha, Google no ha entregado mayores detalles de su algoritmo, precisamente porque es su secreto mejor guardado, la clave de su principal producto. No obstante, la excusa que da el navegador es que "revelarlo haría todo más fácil para las personas que intentan jugar con los resultados de las búsquedas".

Algo que avalan en la existencia de personas y compañías que se dedican a "mejorar" las apariciones de ciertos sitios en las búsquedas, a través de mejoramiento de la ingeniería detrás, el SEO y herramientas similares. Algo que decantaría en sitios apareciendo en las primeras preferencias sin ser, necesariamente, los más relevantes para los usuarios.

Claro está que la razón principal para esto es simplemente resguardar su éxito. "Google ha establecido su dominio en las búsquedas porque hizo un mejor trabajo en mostrar las mejores respuestas a ciertas preguntas. Google quiere mantener su algoritmo de búsquedas lejos de sus competidores, tal como Coca-Cola no revela su receta", escribe el Times.

--- ¿Existe una tendencia política en los resultados? ---

Probablemente esta es la pregunta más controversial que lleva el diario estadounidense y es que las críticas del Presidente Trump llegaron con fuerza al buscador, si bien la compañía aseguró que los resultados son parciales, la cosa es un poco más compleja tras las elecciones presidenciales de 2016 en ese país.

Tras la llegada de Trump a la Casa Blanca, las críticas a las principales redes y plataformas sociales que se utilizan en la actualidad no pararon. Facebook, Twitter y Google, entre otras, debieron salir al paso y comenzar un largo proceso de reestructuración que se mantiene hasta la fecha, luchando contra contenido falso y cuentas automatizadas (bots).

En la oportunidad, "Google descubrió que 0,25% del tráfico diario estaba enlazado intencionalmente a información falsa u ofensiva".

Para esto, se utiliza el cerebro humano, en personas que han sido denominadas como "catalogadores" ("raters") que se dedican a entregar luces sobre el contenido, específicamente, sobre la cantidad de experiencia, la autoridad y la confianza de cada sitio indexado. Si bien su decisión no cambia el algoritmo central, sí puede dirigir la búsqueda a sitios catalogados de mejor manera bajo estos parámetros.

--- La imparcialidad en la red ---

Esta es la gran batalla que enfrenta actualmente Google en el mundo, siendo la pelea en la Unión Europa (UE) la más clara de todas. Si bien en un comienzo el buscado sólo entregaba resultados relevantes, ahora la plataforma -y la empresa que la posee, Alphabet-, es un gigante con una diversidad de productos que entregan servicios adicionales. Y ahí está el conflicto, ya que la UE ha acusado preferencia en los resultados.

Según los parlamentarios de Europa, el buscador entrega primero todas las opciones que puedan ser resueltas con sus productos, por ejemplo, la visualización de videos siempre va a ser primero de YouTube, frente a otras alternativas como Vimeo, Twitch o tantas otras plataformas existentes en la actualidad.

Esto también ocurre con el resto de la información que Google posee de sus usuarios, en un mundo conectado como el actual, tener la cuenta relacionada con las búsquedas parece algo natural, es por esto que el navegador no sólo sabe lo que le están preguntando en el momento, sino que tiene un vasto contexto para responder -en algunos casos- con mayor precisión según el usuario y los gustos que, voluntariamente o no, ha entregado a lo largo de los años.

Otro de los problemas que enfrenta la compañía es la existencia de estereotipos sexistas o racismo en su función para autocompletar las búsquedas a medida que de que los usuarios van escribiendo en el navegador, así, ha debido resolver diversas situaciones en el pasado, claro que Google asegura que están en conocimiento de esta situación y que continúan trabajando en ello.

Fuente: Emol-GDA

Síguenos en Twitter...

Tags Relacionados:

Google

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada