El nuevo antepasado de los humanos hallado en en Sudáfrica, bautizado como , parece muy primitivo en algunos aspectos, pues tenía un pequeño cerebro, pero en otros aspectos, se parece mucho a los humanos modernos, como en la forma de los pies. 

¿Cómo ocurrió el descubrimiento del Según , una de las instituciones responsables del hallazgo, la cueva es tan estrecha que para ingresar en ella es necesario poner los dos brazos delante del cuerpo, "algo parecido al vuelo de superman".

Los investigadores que ingresaron al lugar, subieron un muro irregular de roca llamada 'la espalda del dragón'. En la parte superior se encontraron con una cavidad decorada con estalactitas.

Rick Hunter, uno de los investigadores, sacó su cámara de vídeo para registrar el momento, y para captar más imágenes ingresó en una fisura en el suelo de la cueva. Su pie tropezó con un dedo y, por ello, continuó ingresando al estrecho conducto. Entonces Hunter y Steven Tucker, otro de los exploradores, se adentraron más a la cueva a través de un conducto de menos de 50 centímetros, lo que hizo posible el hallazgo del Homo Naledi, uno "de los mayores descubrimientos de fósiles de los últimos cincuenta años".

Túnel extremadamente empinado y estrecho

Los investigadores se preguntaron también por las razones por las que las osamentas se encontraban en esta cámara de difícil acceso, en la entrada de una cueva ya conocida. El túnel para acceder a esta es tan empinado y tan estrecho que solo los investigadores de cuerpo más menudo consiguieron alcanzar el lugar del hallazgo. 

La estancia "siempre ha estado aislada de las otras habitaciones y nunca estuvo en contacto con la superficie", según los investigadores. 

(Foto: Robert Clark/ National Geographic Society)

"Hemos imaginado varios escenarios, incluyendo la posibilidad del ataque de un carnívoro desconocido, una muerte accidental o una trampa", explicó  declaró Lee Berger, investigador de la universidad de Witwatersrand de Johannesburgo.

"Hemos llegado a la conclusión de que el escenario más plausible es que los cuerpos fueron depuestos voluntariamente en este lugar". Una práctica que "atestigua un comportamiento sorprendentemente complejo para una especie humana 'primitiva'", concluyó el profesor Chris Stringer, del Museo de Historia Natural de Londres.

https://twitter.com/NatGeo/status/641901450180849664

Desde hace años, la "Cuna de la humanidad", zona plagada de cuevas y de fósiles de prehumanos y verdadera mina de información sobre nuestros ancestros, es un tesoro para arqueólogos y paleontólogos.

La estancia donde fue hallado el Homo naledi "todavía no ha revelado todos sus secretos, pues podría haber todavía centenares, incluso miles, de fósiles de Homo naledi por exhumar", asegura Lee Berger

Fuente: National Geographic Society/AFP