¿Qué harías si te enteras que tu padre nunca existió?
¿Qué harías si te enteras que tu padre nunca existió?

Un caluroso día de junio de 2014, una pareja de esposos estadounidense a la que llamaremos John y Mary hacía realidad su sueño de ser padres. El niño nació sano pero, extrañamente, su tipo de sangre no coincidía con la de ellos. “Algo raro está pasando aquí”, pensaron.

Camino a casa, la pareja compró un kit casero de paternidad, que básicamente consiste en unos hisopos estériles (para tomar muestras de células del interior de la mejilla) y pequeños frascos con una solución salina (donde se coloca el hisopo con la muestra para enviarlo al laboratorio). A los pocos días llegan los resultados… John no era el padre del niño.

Si quieres conocer más sobre esta alucinante historia, sigue leyendo del blog del biólogo David Casrto.