India promete reducir gases de efecto invernadero en el 2030
India promete reducir gases de efecto invernadero en el 2030

La India prometió reducir sus emisiones en los próximos 15 años y aumentar la eficiencia energética para reducir el calentamiento global, de cara a la cumbre sobre clima de finales de año en París, informó el gobierno de dicho país.

El objetivo del país será reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero entre un 33 y un 35% hasta 2030, respecto de los niveles de 2005, pero teniendo en cuenta el crecimiento económico del país, señala el documento presentado por las autoridades. Según el texto, el país ya redujo sus emisiones un 12% desde 2005.

Todos los países están llamados a anunciar sus objetivos de cara a la cumbre mundial sobre el clima de diciembre en París (COP 21). El objetivo de India es menos ambicioso que el de otros países con altos niveles de emisiones como China o Brasil, pero más que los de Estados Unidos o Australia y en porcentaje se iguala aproximadamente al de la Unión Europea.

India se compromete también a impulsar masivamente el uso de las energías solar, hidroeléctrica y eólica y aspira a que el 40% de la energía que produzca en 2030 no proceda de fuentes fósiles.

Los grupos ecologistas lamentaron, sin embargo, que también continuará la construcción de centrales de carbón, una energía que comprende el 61% de la capacidad del país.

El ministro de Medio Ambiente, Prakash Javadekar, consideró que las medidas son "completas y equilibradas", al presentar el documento. Pero recordó que el impulso de las energías renovables requerirá ayuda de transmisión de tecnologías y financiación, dos cuestiones clave en la lucha contra el cambio climático.

Estimaciones anteriores sugerían que el país necesitaría 2,5 billones de dólares para implementar esos objetivos.

El anuncio es importante porque durante mucho tiempo la India se negó a aceptar limitaciones concretas de sus emisiones de gases contaminantes. Las autoridades argumentaban que la lucha contra la pobreza debía tener prioridad y que solo era posible con el uso de todas las energías disponibles.

"Somos una economía emergente y grande, pero seguimos siendo un país pobre, por lo que nuestra prioridad es la erradicación de la pobreza", reiteró Javadekar.

Además, Nueva Delhi insistió en su argumento de que los países industrializados como Estados Unidos o la Unión Europea llevan más tiempo contaminando y por eso tienen una responsabilidad histórica muy superior en el calentamiento global. "No somos parte del problema, pero queremos ser parte de la solución".

El documento considera que la contribución de India es "justa y ambiciosa considerando el hecho de que el país intenta reducir sus emisiones de carbono al mismo tiempo que intenta cumplir los retos al desarrollo que enfrenta aún".

India es, después de China y Estados Unidos, el tercer emisor de dióxido de carbono (CO2). En la actualidad emite por persona y por año 1,7 toneladas de dióxido de carbono, frente a las 16,6 toneladas de Estados Unidos y las 7,4 de China. Brasil emite 2,2 toneladas anuales por habitante.

Organizaciones ecologistas saludaron que India quiera asumir su responsabilidad y aumentar el peso de las energías renovables, que actualmente constituyen cerca del 12% en el país, señaló Pujarini Sen, representante de Greenpeace en India. La organización recordó sin embargo que más de 300 millones de indios no tienen acceso a electricidad.