Davos: Coalición público-privada desarrollará vacunas
Davos: Coalición público-privada desarrollará vacunas

La farmacéutica Sanofi puso en marcha un proyecto para desarrollar una contra contra el virus de ante el gran avance de la enfermedad en América Latina y su posible relación con la microcefalia en recién nacidos.

La empresa francesa indicó que su división de vacunas Sanofi Pasteur usará su experiencia en el desarrollo de medicamentos contra virus similares, como la fiebre amarilla, la encefalitis japonesa y, más recientemente, el dengue.

La decisión se produce un día después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el virus de zika, transmitido el mismo mosquito responsable del dengue y la chikungunya, como una emergencia de salud pública internacional.

La declaración de emergencia es una herramienta que tiene la OMS para movilizar recursos y coordinar acciones destinadas a luchar contra una determinada enfermedad. La directora general del organismo, Margaret Chan, señaló que una de las prioridades era desarrollar una vacuna lo más rápido posible.

"Sanofi Pasteur está respondiendo al llamado mundial a tomar acciones para desarrollar una vacuna contra el zika, dada la rápida propagación de la enfermedad y las posibles complicaciones médicas", dijo Nicholas Jackson, jefe de investigación de Sanofi Pasteur.

Hasta el momento, los únicos que han dicho estar planeando desarrollar una vacuna contra el zika son pequeñas compañías biotecnológicas e instituciones académicas, aunque GlaxoSmithKline reveló que está terminando estudios de factibilidad para evaluar si su tecnología para crear una vacuna es adecuada.

Actualmente no existe una vacuna o tratamiento para el zika, ya que la enfermedad hasta hace muy poco tiempo no era vista como un problema serio de salud pública. La medida utilizada por los gobiernos para frenar el avance del virus ha sido atacar al mosquito transmisor.

Como se conoce, América Latina está en alerta pues este virus, que ya se encuentra en más de 20 países de la región y siete de Europa, está relacionado con la microcefalia, un mal caracterizado por un defecto del desarrollo del cerebro, en recién nacidos. Se han registrados más de 4.000 mil casos en Brasil.

Por ello, entidades internacionales y gobiernos locales han recomendado a las mujeres embarazadas no visitar los países afectados e, incluso, en algunas autoridades han pedido evitar el embarazo.

Fuente: Reuters/El Comercio

TAGS RELACIONADOS