Inician proyecto multidisciplinario para combatir el melanoma
Inician proyecto multidisciplinario para combatir el melanoma

El Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) de España dirigirá un macroproyecto de investigación multidisciplinaria dedicado al diagnóstico y tratamiento del , un tipo de cáncer que afecta a uno de cada 50 niños nacidos cada año.

El proyecto será financiado por la Fundación Científica de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), que ha adjudicado al CNIO una ayuda de 1,2 millones de euros (cerca de 1.3 millones de dólares).

El macroproyecto, que durará 5 años, será dirigido por la jefa del Grupo de Melanoma del CNIO, Marisol Soengas, quien será la encargada de coordinar a los 11 grupos de investigación integrados en el consorcio conformado por el Hospital Clínic de Barcelona, Hospital 12 de Octubre de Madrid, IDIBAPS, VHIR, ICO e IDIBELL, entre otros.

Además, contarán con la colaboración del National Cancer Institute, el Weill Cornell Medical College (ambos de EE.UU.), y el Queensland Institute of Medical Research (Australia).

Participarán expertos en biología molecular, farmacología, dermatología y bioinformática, que trabajarán con modelos animales y más de 4.000 muestras clínicas procedentes de pacientes, informa una nota del CNIO.

El proyecto tendrá cuatro grandes objetivos: identificar los principales factores de riesgo, descubrir los genes implicados en la metástasis temprana, validar nuevas opciones terapéuticas, y establecer un programa de formación de los investigadores básicos y clínicos.

Uno de cada 50 niños

Se calcula que uno de cada cincuenta niños nacidos este año desarrollará un melanoma en algún momento de su vida.

En los últimos años, la investigación básica ha conseguido mejorar las respuestas positivas de los pacientes, que han pasado de un 10-20 % a un 60-70 %.

Sin embargo, el melanoma sigue siendo uno de los tipos de tumor que más retos plantea a los investigadores, al manifestarse de múltiples formas y presentar un gran número de mutaciones y una gran plasticidad funcional.

La agresividad y potencial de metástasis de los melanomas son otras dificultades añadidas. “Los melanomas son el único tipo cáncer en el que cada décima de milímetro cuenta en el pronóstico de los pacientes: un tumor de 2 mm de profundidad ya tiene una potencial capacidad metastásica”, explica Marisol Soengas.

“Una aproximación fundamental de nuestro proyecto consistirá en comprender cómo las células del melanoma se comunican con su entorno, localmente y a distancia”, comenta la especialista.

La formación es otra de las metas del consorcio, de modo que los investigadores básicos dispondrán de mentores en los hospitales, donde podrán profundizar en la patología de la enfermedad, mientras que los especialistas clínicos acudirán a los centros de investigación para conocer sus mecanismos moleculares.

“Confiamos en que este proyecto nos permita contar con mejores opciones de diagnóstico y tratamiento del melanoma dentro de 5 años”, indica Soengas.

Fuente: EFE