A nurse works in a COVID-19 patient's room during a tour of SSM Health St. Anthony Hospital's intensive care unit (ICU) amid the coronavirus disease (COVID-19) pandemic in Oklahoma City, Oklahoma, U.S., August 24, 2021.  REUTERS/Nick Oxford
A nurse works in a COVID-19 patient's room during a tour of SSM Health St. Anthony Hospital's intensive care unit (ICU) amid the coronavirus disease (COVID-19) pandemic in Oklahoma City, Oklahoma, U.S., August 24, 2021. REUTERS/Nick Oxford
Agencia EFE

Agencia de noticias

El puede preceder al síndrome de Guillain-Barre (SGB) en “casos raros”, según señala un estudio, aunque los autores indican que “la existencia de una verdadera asociación o relación causal aún debe ser establecida”.

MIRA: “Es un daño a la salud pública que alguien se aplique por su cuenta más de dos dosis”

Una investigación de publica hoy Brain analizó un base internacional de pacientes con síndrome de Guillain-Barré, conocida como Estudio Internacional de Resultados del SGB (IGOS).

El síndrome de Guillain-Barré es un trastorno autoinmune que ataca los nervios, provocando debilidad muscular y, en ocasiones, parálisis. La enfermedad, que es relativamente rara, puede durar semanas o varios años y puede ser grave.

MIRA: Hallan un virus muy similar al del COVID-19 en murciélagos de Laos

Desde el comienzo de la pandemia, los médicos han informado de más de 90 diagnósticos de SGB tras una posible infección por COVID-19, sin embargo, no está claro si esta es otro posible desencadenante infeccioso o si los casos notificados son coincidentes.

El equipo se centró en los pacientes desde el 30 de enero al 30 de mayo del año pasado, periodo durante el que se añadieron 49 nuevas personas con SGB al estudio, procedentes de China, Dinamarca, Francia, Grecia, Italia, Países Bajos, España, Suiza y Reino Unido.

MIRA: COVID-19 | Seis mil millones de dosis de vacunas se han administrado en todo el mundo

En este estudio de cohorte, el 22 % de los pacientes con SGB incluidos en la investigación durante los primeros cuatro meses de la pandemia tenían una infección previa por COVID-19.

Todos ellos tenían más de 50 años y con frecuencia experimentaba parálisis facial y tenían una forma desmielinizante de la enfermedad.

En el momento del ingreso hospitalario, el 73 % de los pacientes de SGB con una infección por COVID-19 presentaban un aumento de los marcadores inflamatorios.

Todos estos pacientes cumplían los criterios de diagnóstico tanto del síndrome de Guillain-Barré como del COVID-19.

Sin embargo, los investigadores destacaron que no encontraron más pacientes diagnosticados con SGB durante los primeros cuatro meses de la pandemia en comparación con años anteriores.

Esto sugiere que, “si bien no es probable que exista una fuerte asociación entre una infección por covid-19 y el síndrome de Guillain-Barré, una infección por COVID-19 puede a veces llevar a los pacientes a desarrollar el síndrome de Guillain-Barré”.

Uno de los autores del estudio Bart Jacobs indicó que la investigación “muestra que el COVID-19 puede preceder al síndrome de Guillain-Barré en casos raros”, aunque agregó que “la existencia de una verdadera asociación o relación causal aún debe ser establecida”.

Además de los conocidos signos respiratorios graves, y del riesgo de complicaciones a largo plazo que causa del COVID-19, los investigadores también han informado de complicaciones neurológicas centrales y periféricas

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RELACIONADO

Sanamente: ¿Qué se sabe sobre la combinación de vacunas?
El doctor Elmer Huerta, explicó en el segmento Sanamente diversas medidas que se están tomando alrededor del mundo. (Fuente: América TV)

TE PUEDE INTERESAR:

Síguenos en Twitter:

TAGS RELACIONADOS