Los investigadores consideran importante detectar con las pruebas a la mitad de los enfermos con síntomas y rastrear para llegar al 40% de sus contactos.  (Foto referncial: INS / Minsa)
Los investigadores consideran importante detectar con las pruebas a la mitad de los enfermos con síntomas y rastrear para llegar al 40% de sus contactos. (Foto referncial: INS / Minsa)
Redacción EC

El Comercio

buenas.practicas@comercio.com.pe

Desde el inicio de la pandemia por el , autoridades y especialistas en salud pública hicieron énfasis en las pruebas de diagnóstico para detectar los casos de , y recomendaron muchas veces testeos masivos. Sin embargo, realizar únicamente dichas pruebas no puede considerarse una estrategia efectiva para controlar la propagación del virus si no se acompaña de un sistema de rastreo de contactos medianamente eficiente. Así lo muestra un reciente publicado en la revista científica “Nature Human Behaviour”.

MIRA: COVID-19 y Rusia: ¿por qué su vacuna candidata y el antiviral avifavir generan tantas dudas?

Según Esteban Moro, investigador del MIT y uno de los autores del estudio, para tener buenos resultados en este procedimiento no se necesita hacer un rastreo perfecto. El experto comenta que hay una combinación de dos factores esenciales para que todo funcione: detectar con las pruebas a la mitad de los enfermos con síntomas y rastrear para llegar al 40% de sus contactos. Si se siguen esos parámetros se podrían controlar nuevas oleadas.

Prueba molecular. (Foto: Archivo)
Prueba molecular. (Foto: Archivo)

“Cuando hablamos de contener la oleada estamos hablando no de que no haya muertos, que eso es prácticamente imposible, sino de que estemos por debajo de la capacidad del sistema de salud tiene para manejar las personas que están hospitalizadas”, dice Moro a “El País” de España.

MIRA: COVID-19 | ¿Por qué se señala a las reuniones sociales como foco de contagio?

El investigador aclara que, si las autoridades siguen los dos parámetros, únicamente habría que poner en cuarentena al 9% de la población, y situándose en el peor de los casos, ya que la cifra real podría estar entre el 3% y 5%.

No obstante, Moro precisa que hay una tercera variable imprescindible para evitar contagios: el tiempo. “Si tardas 10 días, te puedes ahorrar el trabajo, porque ya ha contagiado a todos sus contactos. Pero asumiendo tiempos razonables, influye más el rastreo porque llegas a más gente”, asegura.

Los autores del estudio realizaron sus cálculos basados en la ciudad estadounidense de Boston, con 4,5 millones de habitantes en su área metropolitana. A partir de los datos obtenidos, y gracias a sus modelos matemáticos, lograron predecir la cantidad de personal que hace falta para rastrear a los casos positivos y a sus contactos.

Así, tomando en cuenta que un rastreo tradicional toma 30 minutos, que implica atender a unas 15 o 20 personas en una jornada laboral, “el número de rastreadores necesarios que nos salía para Boston asumiendo un 50% de detección de sintomáticos era de unos 300″, indica Yamir Moreno, investigador de la Universidad de Zaragoza, quien también participó en el estudio.

Pero el especialista advierte que este número es el que se obtiene suponiendo que el rastreo empieza apenas se levanta el confinamiento, es decir, cuando el nivel de transmisión comunitario es relativamente bajo. “Si por el motivo que sea se descontrola la transmisión, necesitarías aumentar tu capacidad”, acota.

Los investigadores aclaran que es preciso considerar el comportamiento real de la gente al incorporar este tipo de modelos, ya que la conducta de las personas es variable. En Boston, por ejemplo, la mayoría de los contagios se habrían producido en sitios de comida rápida y en supermercados.

*El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido esencial sobre el coronavirus

¿Cuáles son los síntomas del nuevo coronavirus?

Entre los síntomas más comunes del COVID-19 están: fiebre, cansancio y tos seca, aunque en algunos pacientes se ha detectado dolor corporal, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta y diarrea. Estos malestares pueden ser leves o presentarse de forma gradual; sin embargo, existen casos en los que la gente se infecta, pero no desarrolla ningún síntoma, precisó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, la entidad dio a conocer que el 80 % de personas que adquieren la enfermedad se recupera sin llevar un tratamiento especial, 1 de cada 6 casos desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar, la gente mayor y quienes padecen afecciones médicas subyacentes (hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes) tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave y que solo el 2 % de los que contrajeron el virus murieron.

¿Quiénes son las personas que corren más riesgo por el coronavirus?

Debido a que el COVID-19 es un nuevo coronavirus, de acuerdo con los reportes que se tienen a nivel mundial, las personas mayores y quienes padecen afecciones médicas preexistentes como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes son las que desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

Rusia registra la primera vacuna contra el Covid-19: ¿es realmente eficaz?

TE PUEDE INTERESAR

Síguenos en Twitter