Bruno Ortiz Bisso

Periodista de Ciencia y Tecnología

bruno.ortiz@comercio.com.pe

En El Comercio continuamos con nuestra serie de entrevistas a personajes relevantes de la . El extracto presentado a continuación forma parte de la nueva serie de podcast “Mentes Peruanas”, en donde buscaremos conocer lo que hay detrás de los científicos locales.

Con una dilatada experiencia nacional e internacional en temas de política de , el investigador Francisco Sagasti ahora busca, desde el Congreso, sentar las bases para los cambios urgentes que requiere el país.

— ¿Cómo evalúa el papel de la peruana en la pandemia?

Creo que es la demostración de un esfuerzo denodado y de respuestas que se han tratado de hacer de la mejor manera posible, con una base de científicos y recursos muy limitados.

“Estamos ahora en el inicio del cambio de percepción sobre la importancia de la ciencia”.


— ¿Considera que, a partir de esta situación, la gente está mirando de otra manera a la ciencia en el Perú?

Desde lo sustantivo y objetivo, sigue la situación igual. Estamos ahora en el inicio del cambio de percepción sobre la importancia de la ciencia. Y esto se debe al impacto que tiene la , el desarrollo tecnológico y la innovación en la manera de enfrentar la pandemia. Pero esto debe ir mucho más allá. Este solo es el paso inicial.

— ¿Por qué la política y la ciencia no van de la mano?

Esto se debe a un desconocimiento y a actitudes de ambos lados. Pueden caminar juntas, pero hay científicos que consideran que la ciencia es absolutamente impoluta y que no debe haber ninguna influencia política. Pero eso, felizmente, va cambiando. Por otra parte, están los políticos a los que les molesta la evidencia, que tienen un voluntarismo enorme, que dicen: “Yo sí puedo, sí se puede hacer esto”, aunque uno le muestre la evidencia de que no es posible. Hay desconfianza entre los dos, pero lo que falta es lo que muchas personas hemos tratado de llenar, durante los últimos 40 o 50 años, enfatizando la disciplina de la política , que es el campo en el que me he desempeñado por medio siglo.

“Imagínese un programa en que dos universidades públicas se unen para hacer un ‘pool’ entre sus doctores del nivel más avanzado”.


— Usted encabeza la Comisión de en un Congreso muy breve. ¿Qué tanto se ha podido hacer?

Lo que podemos hacer son dos cosas que decidimos desde el primer momento de la comisión. Primero, es dar respuestas urgentes en contextos como el de la pandemia o la reforma universitaria. Hemos respondido con las audiencias públicas virtuales –fuimos la primera comisión en realizarlas–, para informar a la ciudadanía, recibir retroalimentación y mostrar el papel que cumplen la ciencia y la tecnología para enfrentar los desafíos que dejan la pandemia y sus secuelas. En segundo lugar, queremos sentar las bases para el próximo gobierno. Para ello hemos elegido cuatro temas transversales: reestructuración de la gobernanza y el sistema de ciencia y tecnología del país; facilidades para el trabajo en institutos públicos de investigación; financiamiento; y dar un marco adecuado para incentivar a que se incremente el personal altamente calificado para la investigación.

— ¿La ciencia mejorará solo con más inversión?

Sin recursos humanos, de nada nos sirve tener dinero. Por eso planteamos la posibilidad de formar doctores al más alto nivel. Imagínese un programa en que dos universidades públicas se unen para hacer un ‘pool’ entre sus doctores del nivel más avanzado. Se ponen de acuerdo con universidades del extranjero y con alguna empresa extranjera que esté explotando hidrocarburos y minería. Entran también el Instituto Geofísico del Perú (IGP) y el Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico (Ingemmet) y se arma un consorcio entre todos con normas flexibles. En seis o siete años se pueden formar unos 50 o 60 doctores de alto nivel. Si no hacemos eso al mismo tiempo, de nada sirve tener más dinero.

VIDEO RELACIONADO

¿Cómo viven los primeros voluntarios que recibieron vacuna experimental?

TE PUEDE INTERESAR

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

Síguenos en Twitter...