Bruno Ortiz Bisso

Muchos países, entre ellos el Perú, están enfrentando una grave crisis debido a la escasez de fertilizantes, lo cual tendrá un impacto directo sobre la seguridad alimentaria global. Esta situación, sumada a los altos precios, obligará a que los productores agrarios usen menos fertilizantes y esto traerá como consecuencia la disminución de su oferta de alimentos.

Según un reciente informe de EC Data, en el Perú las hectáreas sembradas de los principales cultivos transitorios [con ciclos vegetativos menores a un año] se redujeron en 20.750, en la última campaña de agosto-marzo. Las regiones con la mayor caída son Apurímac, Cajamarca, Huancavelica, Lambayeque y Piura.

LEE TAMBIÉN: #YoReciclo | Baterías para vehículos: muy contaminantes pero muy reciclables

Ante esta situación, la agricultura renegerativa se perfila como la alternativa más viable no solo porque permite la mejora de la planta y el cuidado de los suelos, sino porque en un caso en particular significa impensado a las botellas de vidrio.

Con un nuevo enfoque

¿Y de qué se trata la agricultura regenerativa? Son una serie de prácticas que pueden regenerar y rehabilitar el estado del suelo, así como mantenerlo productivo durante mayor tiempo, de manera sostenible, asegurando su fertilidad para el futuro.

“Para combatir la inseguridad alimentaria es esencial fomentar prácticas de agricultura regenerativa con un gran enfoque en el cuidado de los suelos y su papel clave como sumideros de carbono”, indica a El Comercio Carolina Duque Chopitea, directora de Tecnología y Producto en Reciqlo.

Reciqlo extrae el silicio del vidrio reciclado y lo convierte en silkong, un mejorador de plantas y recuperador de suelos degradados. (Foto: Reciqlo)
Reciqlo extrae el silicio del vidrio reciclado y lo convierte en silkong, un mejorador de plantas y recuperador de suelos degradados. (Foto: Reciqlo) / Reciqlo

“Hacemos sustrato de silicio, que es un producto . Transformamos algo que ante los ojos de muchos era solamente un residuo, como son los envases de vidrio, y lo convertimos en un sustrato que puede ser reabsorbido por la naturaleza, así fomentamos modelos de economía circular”, agrega Duque.

Esta empresa extrae el silicio del vidrio reciclado y lo convierte en silkong, un mejorador de plantas y recuperador de suelos degradados. “Nuestro sustrato promueve prácticas de agricultura sustentables, cuidando los suelos y usando productos que no son dañinos para el medio ambiente”, señala la vocera.

LEE TAMBIÉN: #YoReciclo | Una campaña para hacer nuestra parte en el cuidado del planeta

Múltiples beneficios

El silkong funciona como ‘mulch’ o acolchado, una capa que permite la reducción del consumo de agua y ayuda a las plantas a dosificar de forma más eficiente su hidratación.


Del mismo modo, este sustrato de silicio no solo ayuda a luchar contra el cambio climático a través del reciclaje y optimización de recursos, sino que también contribuye con la seguridad alimentaria al fortalecer los suelos y optimizar el uso de los fertilizantes al regular la asimilación de estos.

“Nuestro objetivo en el Perú es introducir este mejorador de suelos como una solución para subsanar los problemas del agua, el fertilizante, los suelos y la contaminación. De esta manera creamos una solución para los problemas más cruciales que enfrenta nuestra generación: el manejo responsable de los residuos y los suelos”, recalca Carolina Duque.

Concepto clave
Economía circular

Es un concepto productivo y de consumo que promueve la reparación, reutilización y reciclaje de los materiales y productos existentes tantas veces como sea posible para seguir creando valor añadido. De esa manera, el ciclo de vida de los productos se extiende.


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más