Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Octógonos de advertencia | Los males detrás del azúcar, el sodio, las grasas saturadas y las grasas trans

Todos los alimentos industrializados que se vendan en el Perú están obligados a llevar octógonos de advertencia en sus etiquetas

Los octógonos de advertencia ya son una realidad en el Perú. Gracias a Ley de Promoción de la Alimentación Saludable para Niños, Niñas y Adolescentes, su uso empezó a ser obligatorio desde el 17 de junio de 2019 en todos los alimentos industrializados cuyo contenido exceda los parámetros establecidos por la ciencia para el sodio, azúcar, grasas saturadas o grasas trans.

Los productos procesados podrán tener hasta cuatro sellos de advertencia de acuerdo con su contenido y los parámetros fijados en el reglamento de la ley de alimentación saludable.

- [Hacia un Perú sin obesidad]
- [Una gran victoria para la salud pública]
- [La experiencia de Chile con los octógonos de advertencia]

Según detalló el doctor Elmer Huerta en una nota publicada en El Comercio en noviembre de 2018, el octógono es uno de los muchos modelos de etiquetas impresas en la parte frontal del envase de un alimento procesado. Es diferente de la complicada etiqueta de información nutricional –como el GDR– que se imprime en la parte posterior o lateral de los productos.

Las etiquetas frontales se distinguen por su claridad y mensaje directo al consumidor, lo cual les permite a estos tomar decisiones informadas instantáneas en el lugar de compra. Otro ejemplo de etiqueta frontal es el semáforo, que usa los colores de esos dispositivos para advertir sobre el contenido de ciertos nutrientes, como grasas, azúcares y sal.

Antes de la aparición de los octógonos en el 2016, se pensaba que los semáforos eran un tipo de advertencia frontal efectivo. Sin embargo, por lo simple y directo de su mensaje –especialmente a los niños–, diversos estudios demostraron que los octógonos son más efectivos.

En la actualidad, además de Chile, el Perú ha sido el primer país en adoptarlos, aunque Uruguay decidió adoptar la medida y Canadá se acerca a la aprobación.

Octógonos de advertencia

Los productos podrán tener hasta cuatro sellos de advertencia de acuerdo con su contenido y los parámetros fijados en el reglamento de la ley de alimentación saludable. (El Comercio)

Agencias

Explicado el contexto, ahora pasemos a los males detrás de las grasas trans, así como del consumo excesivo de azúcar, sodio y grasas saturadas:

►Alto en azúcar | Peligros para la salud

Todo el azúcar, ya sea natural o procesado, es un tipo de carbohidrato simple que tu cuerpo utiliza para obtener energía. De acuerdo a la Clínica Mayo, comer demasiados alimentos con azúcares añadidos nos podría generar:

Mala nutrición. Si eliges alimentos cargados de azúcar en lugar de otros alimentos más nutritivos, pierdes importantes nutrientes, vitaminas y minerales. 

Aumento de peso. Por lo general, no hay una sola causa para el sobrepeso o la obesidad. Pero el azúcar añadida podría contribuir al problema. 

Aumento de los triglicéridos, lo que puede aumentar tu riesgo de enfermedad cardíaca. Los triglicéridos son un tipo de grasa en el torrente sanguíneo y en el tejido graso. 

Caries dentales. Todas las formas de azúcar promueven la caries dental al permitir que las bacterias se multipliquen y crezcan.

► Alto en sodio | Peligros para la salud

El sodio no solo se encuentra en la sal de mesa, sino también de forma natural en una gran variedad de alimentos, como la leche, los huevos, la carne y los mariscos. Asimismo, en cantidades mucho mayores en alimentos procesados (panes, galletas saladas, carnes procesadas, tocino, bolitas de queso, cubitos o pastillas de caldo).

Según la OMS, la reducción de la ingesta de sodio reduce significativamente la tensión arterial en los adultos. "La tensión arterial alta (hipertensión) es un factor de riesgo importante de las enfermedades cardiovasculares, en especial de los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares", agrega.

Octógonos de advertencia

(El Comercio)

Agencias

►Alto en grasas saturadas | Peligros para la salud

Según la Clínica Mayo, las grasas saturadas son grasas potencialmente perjudiciales. Provienen principalmente de alimentos de origen animal, como carnes rojas, carnes de ave y productos lácteos enteros.

"Las grasas saturadas aumentan los niveles de colesterol total en la sangre y los niveles de colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL), lo que puede incrementar el riesgo de enfermedad cardiovascular. Las grasas saturadas también pueden aumentar el riesgo de diabetes de tipo 2", afirma.

►Contiene grasas trans | Peligros para la salud

En cuanto a las grasas trans, la mencionada clínica precisa que también son grasas potencialmente perjudiciales. Están presentes de forma natural en algunos alimentos en pequeñas cantidades, pero la mayor parte de ellas se producen a partir de aceites a través de un método de procesamiento de los alimentos llamado "hidrogenación parcial".

"Las grasas trans pueden aumentar el colesterol no saludable LDL y disminuir el colesterol saludable de lipoproteínas de alta densidad (HDL). Esto puede aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular", agrega.

En 1993, expertos de la Universidad de Harvard demostraron por primera vez que el consumo de grasas trans causaba alrededor de 100.000 infartos cardíacos cada año.

- [Grasas trans, el veneno para el corazón que el mundo empieza a prohibir]

Síguenos en Twitter:

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada