Parques eólicos marinos pueden debilitar a los huracanes
Parques eólicos marinos pueden debilitar a los huracanes
Redacción EC

Valiéndose de un programa informático de simulación, estudiosos estadounidenses determinaron que un enorme –que se extienda a lo largo de varios kilómetros de la costa– podría ser efectivo para minimizar los efectos de un .

Durante los últimos 24 años, Mark Z. Jacobson, profesor de Ingeniería Civil y Ambiental de la Universidad de Stanford, desarrolló un complejo modelo informático para estudiar la contaminación del aire, la energía, el tiempo y el clima.

El modelo evolucionó y ha conseguido desde simular el desarrollo de hasta determinar la cantidad de energía que las turbinas de viento pueden extraer de las corrientes de viento globales.

Con estas nuevas aplicaciones –y luego de los desastres ocasionados por los Katrina y Sandy–, Jacobson se preguntó qué pasaría si a su paso un huracán se encuentra con un gran arsenal de turbinas instaladas en el mar. ¿Las aspas con las que se extrae la energía frenarían los vientos y debilitaría al huracán o sería este el que destruiría las turbinas?

Sorprendentemente, y a través de las simulaciones, se encontró con que los aerogeneradores podrían interrumpir un lo suficiente como para reducir las velocidades máximas de viento hasta 148 km/h y disminuir las marejadas resultantes hasta en un 79%.

El estudio, realizado por Jacobson y Cristina Archer y Willett Kempton , de la Universidad de Delaware, fue publicado en la versión en línea de la revista “”.

Los investigadores simularon tres huracanes: Sandy e Isaac, que azotaron Nueva York y Nueva Orleans, respectivamente, en el 2012; y Katrina, que devastó otra vez Nueva Orleans en el 2005.

“Hemos encontrado que cuando las turbinas eólicas están presentes, se desaceleran los vientos de rotación externa de un huracán”, dijo Jacobson.

“Esto sirve de retroalimentación para disminuir la altura de las olas, lo que reduce el movimiento del aire hacia el centro del . Esto aumenta la presión central, que a su vez frena los vientos de todo el huracán y se disipa más rápidamente”, detalló el experto.

GRAN DISMINUCIÓN

En el caso de Katrina, el modelo de Jacobson reveló que una serie de 78.000 turbinas de viento en la costa de Nueva Orleans habría debilitado significativamente al antes de tocar tierra (el viento habría llegado a 148 km/h y las marejadas se habrían reducido en un 79%).

Para el huracán Sandy, el modelo proyecta una reducción de la velocidad de viento de entre 125 y 140 km/h, y hasta un 34% menos de marejada .

Las turbinas actuales soportan vientos de hasta 180 km/h ( de categoría 2 o 3). El estudio de Jacobson sugiere que la presencia de conjuntos de turbinas masivas probablemente pueda evitar que los vientos del huracán lleguen a grandes velocidades.