Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal
LO ÚLTIMO

Más en Ciencias

El pollo crudo no se debe lavar, según agencia de salud de los Estados Unidos

Lavar el pollo crudo es una costumbre muy extendida por todo el mundo, sin embargo, al hacerlo podríamos poner en riegos nuestra salud

El pollo crudo no se debe lavar, según advierte la agencia de salud de EE.UU.

(Foto: Shutterstock)

En muchas partes del mundo es muy común lavar el pollo antes de cocinarlo. Por supuesto, esta costumbre parece bastante lógica, si lavamos las frutas y verduras antes de ingerirlas o cocinarlas, ¿ por qué tendría que ser diferente con el pollo? Sin embargo, esta práctica tan extendida podría poner en peligro nuestra salud.

Las razones más frecuentes por las que las personas lavan esta ave de corral es para eliminar el sucio o los gérmenes, o porque siempre lo han hecho. Pero recientemente, los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) publicaron una alerta en su cuenta de Twitter exhortando a no lavar el pollo crudo. El mensaje originó un debate en redes sociales.

[El estudio que relaciona el aumento de suicidio con la serie "13 Reasons Why"]

[¿Realmente es saludable beber dos litros de agua al día?]

El argumento de la agencia gubernamental de protección de la salud es que lavar el ave puede propagar microbios a otros alimentos y utensilios de cocina.

Los CDC fueron enfáticos en su postura, asegurando que la mejor manera de eliminar las posibles bacterias del pollo es cocinándolo correctamente, por lo que no hay necesidad de lavarlo. Pero ¿cuáles son los peligros que se corren realmente?

Riesgo de infección

En 2014, la Agencia de Normas Alimentarias de Reino Unido (FSA, pos sus siglas en inglés) advirtió que lavar al pollo antes de cocinarlo aumenta el riesgo de propagación de la bacteria campylobacter en las manos, las superficies de trabajo, la ropa y utensilios de cocina a través de la salpicadura de gotas de agua.

La campylobacter constituye la forma más común de intoxicación alimentaria en el Reino Unido y afecta anualmente a unas 280,000 personas. El pollo contaminado está detrás de cuatro de cada cinco casos, según datos del FSA.

La enfermedad causada por la bacteria puede provocar vómitos, diarreas y, en sus casos más graves, el síndrome del intestino irritable y el síndrome de Guillain-Barré, que ataca el sistema nervioso. También puede ocasionar la muerte. Las personas con más riesgos son niños y de edad avanzada.

Por su parte, la nutricionista Fabiola Jiménez Ramos señaló en una entrevista para RPP en 2014 (cuando la FSA lanzó su advertencia) que esta acción no debe realizarse en el Perú porque nuestros estándares de limpieza e higiene de alimentos son distintos a las de otras naciones.

“Se ha creado una confusión en la ciudadanía. Hay que tener en cuenta que las normas sanitarias de otros países no son iguales al nuestro, pues ellos se pueden dar el lujo de no lavar el pollo porque adquieren esta ave de una forma más segura ya que sus sistemas de vigilancia son más estrictos; pero esa situación no es la misma acá, donde la gente adquiere sus productos en el mercado. Acá podemos ver las diferentes gamas de distribución, obviamente el pollo en nuestro país se tiene que lavar antes de prepararlo”, dijo la especialista en aquella oportunidad.

“Lo cierto es que el pollo tiene bacterias, pero en el caso específico del Perú debe lavarse para prevenir más enfermedades, por ejemplo cuando se adquiere en el mercado, este se encuentra sucio, incluso algunos tienen algunas plumas”, agregó.

Síguenos en Twitter…

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada