Los astronautas de la NASA Robert Behnken, a la izquierda, y Douglas Hurley son vistos dentro de la nave espacial SpaceX Crew Dragon Endeavor a bordo de la nave de recuperación SpaceX GO Navigator poco después de haber aterrizado en el Golfo de México. (Foto: Bill INGALLS / NASA / AFP)
Los astronautas de la NASA Robert Behnken, a la izquierda, y Douglas Hurley son vistos dentro de la nave espacial SpaceX Crew Dragon Endeavor a bordo de la nave de recuperación SpaceX GO Navigator poco después de haber aterrizado en el Golfo de México. (Foto: Bill INGALLS / NASA / AFP)
Redacción EC

La primera nave espacial tripulada de Estados Unidos en viajar a la Estación Espacial Internacional (ISS) desde el fin de la era de los transbordadores, hace una década, regresó exitosamente este domingo a la Tierra con dos astronautas de la a bordo.

La misión, llevada a cabo de forma conjunta por la compañía privada SpaceX y la NASA, demuestra que Estados Unidos vuelve a tener capacidad para enviar astronautas al espacio y traerlos de regreso.

La cápsula Crew Dragon Endeavour, de SpaceX, con los astronautas Bob Behnken y Doug Hurley a bordo, amerizó en la costa de Pensacola (Florida) a las 14h48 (13h48 en el Perú), tal cual estaba programado.

Se trató del primer amerizaje de una tripulación espacial estadounidense desde la misión Apollo-Soyuz de 1975.

Hurley, el piloto, expresó al regresar: “Es realmente nuestro honor y privilegio” participar en esta misión.

“En nombre de los equipos de la NASA y SpaceX, bienvenidos de nuevo al planeta Tierra y gracias por volar con SpaceX”, respondió Mike Heiman de SpaceX, causando un estallido de risas en la sala de control.

Elon Musk, fundador de SpaceX, dijo que los astronautas estaban a salvo en tierra: “No soy muy religioso, pero recé por esto”.

Esta foto de la NASA muestra la nave espacial SpaceX Crew Dragon Endeavor mientras aterriza con los astronautas de la NASA Robert Behnken y Douglas Hurley. (Foto: Bill INGALLS / NASA / AFP)
Esta foto de la NASA muestra la nave espacial SpaceX Crew Dragon Endeavor mientras aterriza con los astronautas de la NASA Robert Behnken y Douglas Hurley. (Foto: Bill INGALLS / NASA / AFP)

Varios botes civiles invadieron la zona de amerizaje, mientras un barco de recuperación aceleró hacia la cápsula chamuscada y la llevó a bordo.

La Guardia Costera declaró que había lanzado una advertencia para que se mantuvieran alejados de la cápsula, pero “numerosos navegantes” hicieron caso omiso.

La “cápsula estuvo en el agua durante un buen instante”, dijo el administrador de la NASA Jim Bridenstine. “Los barcos simplemente fueron en línea recta hacia ella”, agregó.

La apertura de la escotilla se retrasó debido a una fuga potencialmente peligrosa de vapor de combustible de cohete.

“No es común que navegantes se acerquen al vehículo a corta distancia [...] tenemos que asegurarnos de advertir a la gente que no se acerquen a cohetes en el futuro”, insistió.

Alrededor de una hora después del amerizaje, los astronautas salieron de la cápsula en un helicóptero y luego se dirigieron en avión hacia Houston.

Allí, en una base militar, se reunieron con sus familias, mostrándose alegres y aparentemente en buena forma física.

Al dirigirse a una ceremonia de bienvenida en un hangar con la debida distancia física, Behnken elogió al equipo de SpaceX.

"Hay algo especial en tener esta capacidad de lanzar y traer a casa a tus propios astronautas", dijo.

Un visible entusiasmado Elon Musk dijo que la misión anunciaba una nueva era.

“Vamos a ir a la Luna, vamos a tener una base en la Luna; vamos a ir a Marte”, declaró.

Autonomía espacial

El presidente Donald Trump, que había viajado a Florida para el lanzamiento de la cápsula hace dos meses, elogió el regreso exitoso.

“Es maravilloso tener a los astronautas de la NASA de vuelta en la Tierra tras una muy exitosa misión de dos meses. ¡Gracias a todos!”, escribió en su cuenta de Twitter.

Desde el último vuelo de un transbordador espacial en 2011, Estados Unidos había tenido que apelar a la colaboración de Rusia para ese propósito.

El éxito de la misión también supone una gran victoria para SpaceX, que Musk fundó en 2002 y ha superado a Boeing, su principal competidor en la carrera espacial comercial.

Estados Unidos ha pagado a esas dos compañías unos 7.000 millones de dólares por el servicio de "taxi espacial", pero los esfuerzos de Boeing han fracasado hasta ahora.

Por otra parte, Behnken y Hurley se han convertido en los primeros astronautas en ser llevados al espacio por una empresa privada contratada por la NASA.

Reingreso a la atmósfera

Antes de su amerizaje, la cápsula Crew Dragon "Endeavour" debió pasar varias etapas.

A las 13h51 (12h51 en el Perú), debió desprender su “tronco”, que contenía su fuente de energía, calefacción y otros sistemas, el cual se incineró en la atmósfera.

Entonces se dispararon sus propulsores para maniobrar en la órbita y lograr la trayectoria adecuada de cara al amerizaje.

El programa marcaba que a las 14h32 (15h32 en el Perú) volviera a entrar en la atmósfera a una velocidad de alrededor de 28.000 kph.

El escudo térmico de la nave debía soportar temperaturas de 1900 grados Celsius.

Luego la cápsula debió desplegar dos juegos de paracaídas para reducir su velocidad a solo 24 km/h al llegar al agua.

Crew 1

El regreso marca apenas el inicio de una era para Crew Dragon, ya que SpaceX y la NASA miran hacia futuras misiones.

La “Endeavour” volverá a la sede de Dragon SpaceX en Florida, donde se someterá a un proceso de inspección de seis semanas para certificar que la nave esté apta para futuras misiones en la órbita terrestre baja.

La próxima misión, denominada “Crew-1”, involucrará a un equipo de cuatro personas: tres astronautas de la NASA y el especialista en misiones de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón Soichi Noguchi.

El despegue está programado para finales de septiembre, y la tripulación pasará seis meses en la estación espacial.

AFP

*El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido esencial sobre el coronavirus

¿Cuáles son los síntomas del nuevo coronavirus?

Entre los síntomas más comunes del COVID-19 están: fiebre, cansancio y tos seca, aunque en algunos pacientes se ha detectado dolor corporal, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta y diarrea. Estos malestares pueden ser leves o presentarse de forma gradual; sin embargo, existen casos en los que la gente se infecta, pero no desarrolla ningún síntoma, precisó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, la entidad dio a conocer que el 80 % de personas que adquieren la enfermedad se recupera sin llevar un tratamiento especial, 1 de cada 6 casos desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar, la gente mayor y quienes padecen afecciones médicas subyacentes (hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes) tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave y que solo el 2 % de los que contrajeron el virus murieron.

¿Quiénes son las personas que corren más riesgo por el coronavirus?

Debido a que el COVID-19 es un nuevo coronavirus, de acuerdo con los reportes que se tienen a nivel mundial, las personas mayores y quienes padecen afecciones médicas preexistentes como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes son las que desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

VIDEO RELACIONADO

Casos de niños con COVID-19 aumentan en el Perú

TE PUEDE INTERESAR

Síguenos en Twitter:

TAGS RELACIONADOS