Las mascarillas reducen la transmisión del coronavirus. (Pixabay)
Las mascarillas reducen la transmisión del coronavirus. (Pixabay)
Redacción EC

El uso de mascarillas ya no es obligatorio en lugares públicos en países como Francia, pero dejar de utilizarlas aún no está en evaluación en el resto del mundo, ya que la vacunación no ha avanzado lo suficiente. Este es el caso de Perú, donde recién el 11% de la población ha recibido al menos una dosis.

MIRA: Qué se sabe de la variante C.37 que circula en varios países de Sudamérica y por qué ahora preocupa a la OMS

El uso de las mascarillas ha demostrado ser un elemento fundamental en la reducción de la transmisión del virus, aunque al inicio de la pandemia hubo un gran debate entre los expertos, pues no se conocían muy bien los modos de contagio del COVID-19.

La mascarilla reduce de forma importante la exhalación de pequeñas gotas por parte de las personas infectadas y disminuye la exposición a estas partículas para las personas no contaminadas, dicen los Centros estadounidenses para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

MIRA: Variante Lamba o C.37: lo que sabemos hasta ahora sobre el linaje del coronavirus

Fue recién el 5 de junio, casi seis meses después de los primeros casos de COVID-19, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó el uso de mascarilla. El 21 de agosto, la agencia extiende su sugerencia para personas a partir de los 12 años, en las mismas condiciones que los adultos. Antes de ello, recomendaba restringir el uso al personal de salud.

Evidencia científica

Entre las primeras evidencias se encuentran dos . El primero, publicado en la revista JAMA, muestra cómo el uso generalizado de mascarillas en hospitales de Boston redujo la transmisión del SARS-CoV-2. El ambiente hospitalario es especialmente importante para la evidencia de la eficacia de la mascarilla ya que la carga viral dentro de sus instalaciones suele ser mayor.

MIRA: COVID-19 | ¿Cuánto tiempo duran los anticuerpos en el organismo luego superar la enfermedad?
Recientemente se ha aceptado la transmisión aérea del coronavirus. (Pixabay)
Recientemente se ha aceptado la transmisión aérea del coronavirus. (Pixabay)

El otro estudio realizado por los CDC mostró que el uso de mascarilla evitó que dos estilistas contagiados propagaran el virus a sus clientes en Missouri. Ambos cumplían los protocolos de seguridad de la ciudad y 139 de sus clientes o contactos secundarios no se contagiaron.

Según los CDC, “la principal protección que obtienen las personas con el uso de mascarillas se produce cuando otras personas de sus comunidades también se cubren el rostro”.

Y la aclara que el uso del tapabocas debe ser parte de un conjunto de medidas, entre ellas el distanciamiento social, higiene de manos y la ventilación. “Las mascarillas deben utilizarse como parte de una estrategia integral de medidas para suprimir la transmisión y salvar vidas; el uso de una mascarilla por sí sola no basta para proporcionar una protección adecuada contra la COVID-19”.

Doble mascarilla

También existe evidencia suficiente que muestra que ante las nuevas variantes, el uso de doble mascarilla es lo más recomendable. Un estudio de los CDC mostró que llevar dos tapabocas superpuestas o una mascarilla quirúrgica muy ajustada ofrece una protección reforzada contra la difusión del coronavirus a través del aire.

Pero las mascarillas de tela y las quirúrgicas suelen quedar más sueltas que las KN95 (o FFP2), aumentando el riesgo de que el aire se escape por los lados.

En enero, los CDC realizaron simulaciones en laboratorio para comprobar la reducción de las fugas con una mascarilla de tela superpuesta a una quirúrgica, y después con una quirúrgica con gomas anudadas cerca de los bordes que se doblaban hacia dentro.

Mientras que la mascarilla no anudada y la de tela bloqueaban apenas el 42% y el 44,3% respectivamente de los aerosoles expulsados por una tos, la combinación de ambas incrementaba la proporción hasta el 92,5%.

En otro experimento se vio que la exposición a una persona infectada que no lleve mascarilla se reduce en un 83% con un tapabocas doble y en un 64,5% con uno ajustado al rostro o de plástico, o con un protector de nylon sobre un tapabocas quirúrgico.

Una pareja usa doble mascarilla en las calles de Lima. (Foto: Jessica Vicente/ @photo.gec)
Una pareja usa doble mascarilla en las calles de Lima. (Foto: Jessica Vicente/ @photo.gec)

Una medida que debe ser evaluada con cuidado

La Organización Panamericana de la Salud aclara que dejar el uso de mascarillas debe ser evaluado con cautela y debe responder a la realidad de cada país, sobre todo considerando que hay zonas del mundo donde la transmisión del virus todavía es alta, como en América Latina.

En Estados Unidos, donde el 52% de la población está vacunada y los casos disminuyen, se prevé que pronto llegará el momento de levantar la obligación de que todo el mundo lleve mascarilla en los espacios cerrados.

Según expertos, esa medida podría alentar a los más reticentes a vacunarse al mostrarles una ventaja clara de hacerlo.

Los CDC, la principal agencia de salud pública en Estados Unidos, ya recomiendan que las personas vacunadas no lleven máscaras al aire libre o en el interior cuando estén en pequeños grupos con otras personas vacunadas.

El presidente Joe Biden, que fijó el 4 de julio como fecha límite para que el 70% de los adultos estadounidenses recibieran al menos una dosis, dijo el jueves en una reunión con gobernadores que “pronto” llegarían nuevas flexibilizaciones.

El consenso entre los expertos es que, a la luz de estos datos alentadores, puede que pronto sea posible suprimir las mascarillas en la mayoría de los lugares públicos.

La mascarilla es una herramienta, y las vacunas son la solución. Una herramienta deja de ser útil una vez que se tiene la solución, así que cuando lleguemos a un determinado nivel de vacunación, no será necesaria (la mascarilla)”, dice Monica Gandhi, profesora de enfermedades infecciosas de la Universidad de California en San Francisco (UCSF).

Agencias/El Comercio

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RELACIONADO

Los genios detrás de las vacunas: los científicos que combatieron enfermedades a lo largo de la historia

TE PUEDE INTERESAR:

Síguenos en Twitter:

TAGS RELACIONADOS