“Los profesionales de salud deben tener una mirada global”
“Los profesionales de salud deben tener una mirada global”
Redacción EC

SANDRO MEDINA TOVAR

Una de las carreras más requeridas en las universidades peruanas es la de Medicina Humana. Sin embargo, solo se forman médicos. La investigadora Patricia García buscó añadirle un componente de innovación a la formación de los futuros profesionales de la salud. La semana pasada, la Facultad de Salud Pública de la Universidad Cayetano Heredia presentó la primera carrera de pregrado en el país y en la región, denominada Salud Pública y Salud Global.

¿Cuál es la principal diferencia entre esta carrera y las existentes?
La carrera de Salud Pública y Salud Global te ofrece una mirada más global e interdisciplinaria. Si bien es importante el rol que cumplen los médicos actualmente, el escenario mundial está cambiando rápidamente y exige nuevos profesionales capaces de responder a problemas que no solo atañen a una localidad o región, sino al mundo entero.

¿Y estos problemas no son atendidos por los profesionales en salud pública?
La salud pública es una disciplina que involucra a muchas otras como la administración, que busca proteger la salud a nivel poblacional. Pero con la salud global estamos refiriéndonos a un campo más amplio. No se formarán futuros médicos, sino especialistas capaces de diagnosticar y solucionar problemas de salud que involucren a uno o varios países.

(Continúa leyendo después del video). 

¿Cuánto cambiará el plan curricular?
Es una carrera de cinco años que ofrece bases sólidas, por ejemplo, en química y bioquímica, informática, investigación. Pero, además, habrá cursos como promoción de la salud, educación para la salud, derecho y legislación en salud pública, comunicación social, entre otros. Y con un año más de estudios obtienen el grado de maestría. Tiene un plan curricular flexible, que estará apoyado con el trabajo de campo e intercambio estudiantil. Estaremos preparando profesionales de salud para atender las demandas del siglo XXI.

¿Y el campo laboral está asegurado?
Por supuesto. Los  nuevos salubristas tendrán la experiencia para hacer diagnósticos poblacionales en salud, así como propuestas de intervenciones que están siendo requeridas por el sector público y privado, las agencias de cooperación internacional, entre otras entidades. Aquí estamos saliendo de las carreras tradicionales o convencionales como necesidad del propio país y del mundo.

La apuesta entonces es por una cultura de prevención...
Es la tendencia. Pero además buscamos la innovación en salud. Formaremos futuros salubristas globalistas que responderán con políticas de prevención de desastres o epidemias, y que estén preparados a convertirse en médicos-ciudadanos del mundo.

¿Cuál es su opinión sobre administradores que están a cargo de nosocomios?
Es una improvisación que tiene que cambiar. Algunos llevan cursos de especialización, pero eso no es suficiente. Tampoco que médicos, cuya formación fue para atender pacientes, se dediquen a administrar o dictar políticas en salud. Tenemos que formar profesionales de salud con una mirada distinta, con una vocación de servicio y formación multidisciplinaria, que respondan a nuevos problemas.