Módulos Temas Día

Más en Ciencias

“Si una persona atraviesa un gran sufrimiento, ahí debemos estar”

El Comercio entrevistó a Elizabeth Díaz Pérez, médica anestesióloga y presidenta de la Sociedad Peruana de Cuidados Paliativos (SPCP), sobre la importancia de atender y acompañar durante el sufrimiento a los pacientes que lo necesitan

Elizabeth Díaz Pérez - Presidenta de la Sociedad Peruana de Cuidados Paliativos

Elizabeth Díaz busca que los cuidados paliativos sean transversales a otras especialidades médicas. (Foto: Nancy Chappell/El Comercio)

Cuando se habla de cuidados paliativos los relacionamos solo con el manejo del dolor. Sin embargo, su objetivo es mejorar la calidad de vida de los pacientes que afrontan un sufrimiento grave vinculado con su salud. En Latinoamérica, cada año, de 3,5 millones de personas que requieren cuidados paliativos, solo el 1% los recibe.

El Comercio conversó con Elizabeth Díaz, presidenta de la Sociedad Peruana de Cuidados Paliativos (SPCP) sobre la falta de capacitación y sobre cómo este tipo de atención podría ser fundamental para aliviar el hacinamiento de los establecimientos de salud en el país. 

— ¿LOS CUIDADOS PALIATIVOS SON NECESARIOS SOLO PARA LOS PACIENTES DESAHUCIADOS?
No. Son para pacientes que pasan por enfermedades crónicas, que pueden ser potencialmente mortales, pero que generan una serie de síntomas entre los que el dolor es uno de los principales. Se lo relaciona con el dolor porque la gente está acostumbrada a ir al médico cuando le duele algo y resulta que tiene una enfermedad asociada a muchos otros síntomas. Los pacientes que llegan a la unidad de cuidados paliativos por primera vez tienen, en promedio, entre 10 y 12 síntomas que suelen ser opacados por el dolor u otro síntoma más preocupante como falta de aire, problemas psicológicos, estreñimientos u otros problemas considerados dentro del diagnóstico para este tipo de atención. 

— ¿TAMPOCO SON EXCLUSIVIDAD DE ADULTOS MAYORES?
Los requieren pacientes adultos, adultos mayores y niños que enfrentan un sufrimiento grave relacionado a su salud. Por ejemplo, una paciente con cáncer de mama muy avanzado, con un tumor grande que se va a operar, puede llegar a la unidad de cuidados paliativos. Después de la operación se mejorará y tendrá una excelente sobrevida con un buen tratamiento. Se la acompaña en todo el proceso. No necesitas estar muriendo o muriendo de dolor. Si es un paciente que atraviesa un gran sufrimiento, ahí debemos estar. Y es que dependiendo de su complejidad lo pueden resolver los médicos tratantes en las consultas, si se trata de síntomas leves o moderados; o si son más graves otro tipo de especialistas. Lo que promovemos, como SPCP, es lograr la inclusión de estos en las especialidades que tengan a su cuidado enfermedades crónicas potencialmente mortales y que traigan sufrimiento, independientemente del estado de la enfermedad. En el caso de los niños, se recomienda que si el diagnóstico se ha dado a temprana edad se tenga contacto con las unidades de cuidados paliativos pediátricas para apoyar a las familias en el proceso, ya sea curativo o de soporte de la enfermedad. 

“A los médicos nos han entrenado para prevenir, diagnosticar, tratar y curar enfermedades. No cuidar al que va a morir”.
Elizabeth Díaz Pérez, presidenta de la sociedad peruana de cuidados paliativos

— ¿EXISTE EL PERSONAL CAPACITADO SUFICIENTE PARA ESTE TIPO DE ATENCIÓN TAN ESPECIALIZADA?
A los médicos nos han entrenado para prevenir, diagnosticar, tratar y curar las enfermedades. Antes no se enseñaba a acompañar al enfermo en síntomas de sufrimiento ni a cuidar al que se va a morir. Los cuidados paliativos son una especialidad relativamente joven a la cual no se le ha prestado atención, justamente por la falta de capacitación del personal de salud. En el país hay 12 unidades de cuidados paliativos, de las cuales ocho están en Lima. Tenemos una necesidad de al menos 90 mil personas que en este momento necesitan este tipo de cuidados. Hoy, quienes se dedican a esto son profesionales que se han especializado afuera o son autodidactas. La SPCP tiene menos de 200 miembros, entre los cuales hay psicólogos, enfermeras y profesionales de otras especialidades, no solo médicos. Ya se están desarrollando varias iniciativas en cuanto a capacitaciones acreditadas, como un diplomado que ya existe en el país. Nuestro objetivo es llegar a la subespecialidad.

— COMO ORGANIZACIÓN, ASEGURAN QUE LOS CUIDADOS PALIATIVOS PODRÍAN AYUDAR A ALIGERAR LA CARGA EN EL SISTEMA DE SALUD…
Así es. Los cuidados paliativos son económicos, son fáciles de administrar y en un gran porcentaje se le puede dar un entrenamiento adecuado a la familia, descargando a las instituciones de emergencia que no tienen las capacidades para atender estos casos tan especiales. Con visitas domiciliarias del personal de salud de primer nivel (postas y centros médicos), se puede atender al 60% de pacientes con necesidad de cuidados paliativos. 

— LOS CUIDADOS PALIATIVOS TAMBIÉN CONTEMPLAN A LA FAMILIA Y CUIDADORES...
Este servicio es para el binomio paciente-familia/cuidador. Se atiende el sufrimiento psicológico, social, emocional y espiritual también, llegando a la atención de la familia luego del fallecimiento para el manejo del duelo. Esta atención integral hace que la familia –que se enferma cuando hay un paciente enfermo– recupere la capacidad de seguir interactuando con la sociedad de la manera más adecuada y útil posible.

Encuentro en Lima
El 11 de octubre se desarrollará el encuentro Cuidados Paliativos: Fortaleciendo el Sistema Sociosanitario, organizado por la Asociación Latinoamericana de Cuidados Paliativos, con la colaboración de la Asociación Internacional de Cuidados de Hospicio y la Federación Latinoamericana de Asociaciones para el Estudio del Dolor.
En esta actividad se buscará adaptar experiencias extranjeras a la región y promover los cuidados paliativos como solución a varios problemas de salud pública que nos aquejan.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada