La vacunación se ha vuelto a convertir en una situación de interés mundial (Ilustración: Rolando Pinillos / El Comercio)
La vacunación se ha vuelto a convertir en una situación de interés mundial (Ilustración: Rolando Pinillos / El Comercio)
Bruno Ortiz Bisso

Periodista de Ciencia y Tecnología

bruno.ortiz@comercio.com.pe

“A lo largo de la historia de la humanidad ha quedado demostrado que las vacunas son absolutamente benéficas para nuestra salud”. Así de claro es el médico pediatra Abel Salinas. Y aunque a la gran mayoría esto nos pueda sonar a una verdad de Perogrullo, hay muchas personas en el mundo –incluso en nuestro propio país– que no confían en las y que han decidido no vacunar a sus hijos.

Se trata de una situación muy grave, pues varias enfermedades antiguas erradicadas y/o controladas están volviendo con fuerza, afectando a centenares de personas y poniendo en riesgo la salud de la población mundial.

—MALA INFORMACIÓN—
“En el Perú teníamos 15 años o hasta más de no tener casos de sarampión. Pero en algunos países de Europa, empezando por el Reino Unido, aparecen movimientos antivacunas fundamentados en una investigación que asociaba un componente de la vacuna a casos de autismo. El gobierno local decide suspender la y luego varios países de Europa hacen lo propio. Esto ayudó a la reaparición del sarampión en esa parte del mundo”, recuerda el doctor Salinas en declaraciones a El Comercio.

El estudio al que hace referencia el también ex ministro de Salud es la investigación dirigida por el británico Andrew Wakefield, que vinculaba a la triple vírica (contra sarampión, paperas y rubéola) con el autismo. Aunque se confirmó la manipulación de datos y el falseo de información –lo que llevó a que la publicación fuera retirada–, el daño estaba hecho.

“Los antivacunas han ganado espacio y han logrado infundir temor a los padres, por lo que estos deciden no vacunar a sus niños. Ese daño causado no se puede revertir rápidamente”, agrega Salinas.

Pese a estar en un mundo donde cualquiera puede acceder a información de manera sencilla, también nos expone a contenido inexacto que llena de dudas a la población. “Es por ello que los profesionales de la salud deben escuchar a sus pacientes para responder cualquier cuestionamiento y hacer que retomen la confianza en la , intervención comparable con el acceso al agua limpia en cuanto al impacto positivo sobre la población”, recalca a este Diario el doctor José Quintini, gerente médico para el Perú, Ecuador y Bolivia de Sanofi Pasteur. 

Aunque en Latinoamérica hay una gran confianza en la efectividad de las vacunas, esto no ha impedido el regreso de algunas enfermedades. “Principalmente sarampión y, en menor cuantía, difteria. También ha habido importantes brotes de otras enfermedades como en el caso de fiebre amarilla, que ha afectado incluso centros urbanos con alta densidad poblacional como Sao Paulo, Brasil”, recuerda Quintini.
Los nuevos casos en la región se deben, en su mayoría, a personas que traen las enfermedades desde otros países.

—UN TRABAJO CONJUNTO—
A las posiciones a favor y en contra de las vacunas, se suma una nueva recientemente identificada por la Organización Mundial de la Salud (OMS): la de los indecisos. “Este grupo lo forman personas que no están en contra de la sino que, en realidad, carecen de la información correcta o necesaria para incorporarla a sus hábitos de prevención de enfermedades”, aclara el doctor Quintini.

“Es por eso que se deben reforzar los programas de y contestar cualquier duda de las personas. Las vacunas deben seguir siendo una política de Estado y las autoridades sanitarias deben incrementar su compromiso”, indica por su parte el doctor Salinas.

El especialista asegura que los medios de comunicación juegan un papel muy importante, pues pueden sensibilizar a la población con respecto a los beneficios de las y empoderar a los padres para que se acerquen a los centros de salud y vacunar a sus hijos. 

Considera que absolutamente todo el personal de salud debe recomendar siempre la para un mayor éxito.

“Lo ideal es que se alcance una cobertura de 95% de población vacunada, pero es muy complicado. Son pocos los países que lo han logrado, pero tampoco es imposible. Con un mensaje claro a favor de las vacunas y con decisiones que respondan a requerimientos de salud pública se puede alcanzar”, concluye el ex ministro.

LAS CIFRAS

8.784 niños vacunados es el objetivo para el Perú durante la Semana de la Vacunación de las Américas, que termina el 30 de abril.

33.082 dosis de vacunas antipolio, pentavalente, neumococo, rotavirus y SPR (sarampión-parotiditis-rubéola) suministrará el Minsa en niños menores de 5 años.

23 enfermedades están cubiertas con 16 vacunas que forman parte del Esquema Nacional de .

TAGS RELACIONADOS