Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Ciencias

“Una breve historia sobre dinosaurios”, por Tomás Unger

Películas, series, novelas, entre otros, se encargaron de despertar el interés de la gente en los dinosaurios, estas criaturas extintas, y con ello creció la inversión en su estudio

Dinosaurios, Tomás Unger

Ilustración: Raúl Rodríguez / El Comercio

La ciencia le debe mucho a un grupo de animales que despertó el interés del público desde que se encontraron sus primeros huesos. Se han escrito libros, novelas e historietas ilustradas, así como películas y programas de televisión. Nos referimos a los dinosaurios. Gracias a ellos la paleontología recibe muchos recursos y los museos más visitas.

Fue el paleontólogo sir Richard Owen quien, en 1841, bautizó a una suborden de reptiles saurios como dinosaurios –del griego ‘sauro’ (lagarto o reptil) y ‘deino’(terribles)–. Esa suborden comprende dos grupos definidos por su estructura ósea. 

“El animal más grande que habitó la Tierra es el herbívoro argentinosaurio, de 40 metros y 100 toneladas”.

—DOS GRUPOS—
Los dinosaurios se dividieron en ornithischia y saurischia –del griego ‘ischia’ (cadera), ‘ornito’ (ave) y ‘sauro’ (reptil)–. Curiosamente, los únicos dinosaurios que sobrevivieron son las aves, que descienden de los saurisquios. Los dos grupos comprenden a todos los dinosaurios bípedos y cuadrúpedos, herbívoros y carnívoros, grandes y chicos. 

Se calcula que ha habido más de mil especies de dinosaurios, entre 1.500 y 2.500. Fueron los vertebrados que dominaron la Tierra a partir de la gran extinción durante el Triásico y el Jurásico, que acabó con casi el 90% de la vida en el planeta. El género euroraptor, el antecesor más antiguo de los dinosaurios, tiene 231 millones de años. 

—GRANDES Y CHICOS—
Simplemente enumerar las diversas especies de dinosaurios que conocemos y han sido reconstruidas ocuparía toda la página. Sin embargo, algunas ya son conocidas. Probablemente los ejemplares más conocidos son el carnívoro tiranosaurio rex, y los herbívoros triceratops –con cuernos y espinas en la espalda– y el braquiosaurio –de largo pescuezo, pequeña cabeza y larga cola–. 

Hasta los años 70 se creía que los dinosaurios eran de sangre fría y lentos. Nuevos descubrimientos permitieron comprobar que tenían sangre caliente, siendo animales de un elevado metabolismo, y muchos de ellos eran sumamente rápidos y ágiles. Se ha descubierto también que construían nidos, ponían huevos y tenían estructuras sociales. Los carnívoros bípedos como el velociraptor y el tiranosaurio rex (estrellas de la película “Parque jurásico”) eran rápidos y tenían aterrorizados a los animales menores. 

Los había de todo tamaño, el más pequeño era un carnívoro bípedo de 50 cm llamado xixianykus, más chico que un gato. El dinosaurio carnívoro más grande era el spinosaurus, que alcanzó hasta los 18 metros y 20 toneladas. El tiranosaurio rex no era chico, con 13 metros de largo y 9 toneladas. Los dinosaurios más grandes eran los herbívoros. El sauroposeidón alcanzaba 18 m de alto. Pero el animal más grande que habitó la Tierra es el herbívoro argentinosaurio, de 40 metros y 100 toneladas. Le seguía el braquiosaurio, con 12 metros de alto, 23 metros de largo y 60 toneladas. 

—UN LARGO REINADO—
Aún es poco lo que sabemos sobre la variedad y el modo de vida de los dinosaurios. Se ha descubierto en fósiles de China que estos desarrollaron plumas antes de la aparición de los pájaros, para protegerse del frío. Los pterosaurios voladores tenían alas de cuero y se extinguieron con el resto de los dinosaurios, después de 200 millones de años de dominar la Tierra, hace 66 millones de años. 

—EL METEORITO—
Hoy es universalmente aceptada la teoría del físico Luis Álvarez sobre la caída de un meteorito como causa de la extinción que acabó con la era Mesozoica hace 66 millones de años. Ya se ha encontrado en la península de Yucatán (México) el cráter Chicxulub de 180 metros.

Como Sudamérica se separó de África hace solo unos 120 millones de años, Yucatán estaba en medio del Atlántico. 

Para entonces los dinosaurios tuvieron 200 millones de años para recorrer todo Gondwana, el supercontinente del que se separarían Eurasia y América del Norte. Después, India, Madagascar, Australia, Antártida y finalmente Sudamérica. Por eso hay fósiles de dinosaurios en todos los continentes. El tiranosaurio rex más grande viene de Canadá, el argentinosaurio, de Argentina, y en China están apareciendo esqueletos enteros. 

“Se calcula que ha habido más de mil especies de dinosaurios, entre 1.500 y 2.500”.

—EL ROMPECABEZAS—
Como sucede generalmente, a medida que sabemos más, surgen más incógnitas. Por los dinosaurios existentes hoy, las aves, sabemos algo más sobre la evolución de los órganos blandos, que rara vez dejan huella fósil. Pero ahora en China se ha encontrado una formación geológica de arcilla que ha conservado fósiles de órganos internos que recién se están descifrando. 

El interés que han despertado en el público los dinosaurios está ayudando a financiar el alto costo de las excavaciones. Además, ha provocado una nueva amenaza: los coleccionistas privados que recurren a excavadores inexpertos que frecuentemente dañan los fósiles y privan a los paleontólogos de piezas que pueden ser claves en la reconstrucción de un fósil. A medida que aumenta el número de esqueletos identificados y reconstruidos, va variando el cuadro genealógico de la creciente familia de los dinosaurios y la de sus antecesores y parientes más cercanos. La definición básica sigue vigente y los terópodos –del griego ‘teron’ (bestia) y ‘podos’ (pie)–, a diferencia de otros saurios, son los que tienen patas derechas, al menos las traseras; mientras que los reptiles las tienen horizontales y dobladas.

Un tema fascinante que es parte del rompecabezas es la convivencia de los grandes herbívoros con los grandes carnívoros. A pesar de no tener cuernos, espinas y blindaje, los inmensos herbívoros tenían a su favor el peso. Probablemente el golpe de una cola de más de 10 metros y 20 toneladas sería mortal, como el de una cabeza de una tonelada al extremo de un cuello de 10 metros. 

Los herbívoros, lentos y pequeños que no estaban debidamente blindados ni armados, no sobrevivieron. Los mamíferos –tanto carnívoros como herbívoros– eran pequeños, pero rápidos, y en su mayoría nocturnos, para así evitar a los dinosaurios.

Después de más de 200 millones de años, el dominio de los dinosaurios acabó de golpe. Entonces, empezó el de los mamíferos, pero parecería que estamos haciendo lo posible para que acabe pronto.

Tags Relacionados:

tomás unger

Dinosaurios

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada