Módulos Temas Día

Verduras y frutas: ¿cómo hacer que un niño las coma? [FOTOS Y VIDEO]

Las nutricionistas de "Como Jugando" visitaron la redacción de El Comercio y brindaron consejos para hacer que los niños coman de manera saludable

Para algunos padres, la hora de comer de sus hijos es todo un desafío. Realizar almuerzos creativos a veces soluciona el problema, pero en muchas ocasiones es insuficiente. Existen otras técnicas para lograr que los más pequeños de la casa coman con gusto las verduras y frutas.

Las nutricionistas Talia Gallo y Alejandra Izquierdo de "Como Jugando" conversaron a través de la página de El Comercio en Facebook y dieron consejos para que los niños coman de manera saludable.

"Una adecuada nutrición mejora la concentración y disminuye el cansancio, por lo que en términos académicos es muy beneficioso. También les permite tener un mejor rendimiento físico si es que practican algún deporte. Alimentarse correctamente protege el sistema inmune haciendo que los niños no se pierdan las clases", afirmó Talía Gallo.

Toma tiempo pero no es imposible
Según las especialistas, el lograr que los niños coman verduras y frutas varía según el contexto. Si los padres no comen de manera saludable, resulta más difícil que los niños lo hagan.

"Hay estudios que señalan que a veces se necesitan más de 15 intentos antes de que un bebé acepte comer un alimento. Entre más grandes son, esto se vuelve aún más complicado, pero no es imposible. No creemos que exista un número o tiempo exacto, la clave es tener paciencia", añadió Alejandra Izquierdo.

Aprovechar las vacaciones
Las vacaciones de invierno o verano son propicias para crear un vínculo entre la comida saludable y los niños.

"Se puede aprovechar el tiempo libre para programar actividades relacionadas con los alimentos. Por ejemplo, se le puede encargar la tarea de acompañar a quien hace las compras al mercado o supermercado, involucrarlo en la planeación del menú de la semana. También se les puede asignar pequeñas tareas como exprimir limones, lavar las verduras o incluso tender la mesa", añadió Izquierdo.

Ni castigar ni premiar
No se debe forzar a un niño ni castigarlo cuando no desea comer saludable porque esto puede crear trastornos alimenticios y rechazo de manera inmediata.

“A veces pensamos que hacemos esto por la salud de los niños y que lo más importante es que terminen su comida sea como sea. El problema es que a largo plazo se pueden crear traumas", sentenció Gallo.

Tampoco se debe premiar a los niños con dulces. Esto condiciona a los niños a ver los postres o dulces como un premio, y a las verduras y frutas como castigo.

Según indicaron las especialistas, crear el hábito de comer saludable desde que son niños es la clave para que una persona se alimente de forma correcta durante toda su vida.


Tips:

- Se aconseja comer saludable en casa y delante de los hijos para que ellos, por imitación, sigan el ejemplo.

- Los niños deben comer de dos a tres porciones de fruta y al menos dos porciones de verduras al día.

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías