Se cree que los gatos ronronean haciendo vibrar las cuerdas vocales más de 26 veces por segundo mientras inhalan y exhalan aire. (Foto: El Comercio)
Se cree que los gatos ronronean haciendo vibrar las cuerdas vocales más de 26 veces por segundo mientras inhalan y exhalan aire. (Foto: El Comercio)
Redacción EC

Los  maúllan y ronronean, incluso gruñen cuando están asustados o amenazados. Sin embargo, nunca podrán rugir como los leones, tigres, leopardos y otros grandes felinos. El canal de  SciShow, dedicado a responder preguntas relacionadas a la ciencia, da una explicación sobre este misterio.

Tal como sostiene el mencionado video de YouTube, solo existen cuatro especies de felinos que pueden rugir: los leones, los leopardos y los jaguares. Estos animales también tienen como característica en común la incapacidad de ronronear por un punto en concreto en su anatomía, el hueso hioides.

En el año 1834, el biólogo Richard Owen analizó una diferencia en este hueso que da soporte a la lengua y la faringe. El hueso hioides de los felinos que pueden rugir es relativamente flexible como si fuera un ligamento, mientras que los que ronronean lo tienen duro y calcificado.

El científico dedujo que la maleabilidad del hioides es lo que permite a los leones rugir, mientras que los gatos domésticos lo usan para ronronear.

A lo largo de 70 años ningún científico refutó esta teoría. Sin embargo, un estudio al leopardo de las nieves cuestionó la investigación de Richard Owen. Este felino tiene el hiodes flexible y sin embargo, no puede rugir, pero sí ronronear.

La investigación del leopardo de las nieves llegó a la conclusión de que los felinos que rugen tienen las cuerdas vocales mucho más gruesas, mientras que el gato doméstico, guepardo y leopardo de las nieves las tienen más finas.

Se cree que los gatos ronronean haciendo vibrar las cuerdas vocales más de 26 veces por segundo mientras inhalan y exhalan aire. Aunque no está definido si lo hacen a su gusto.

TAGS RELACIONADOS