El joven pasa 14 horas encerrado entrenando Fortnite. (Foto: Twitter)
El joven pasa 14 horas encerrado entrenando Fortnite. (Foto: Twitter)

Los eSports vienen cambiando el paradigma. Hasta hace unos años era común ver a padres de familia pedir a sus hijos que dejen las consolas por el estudio. Sin embargo, ello no se cumple en la familia de David Herzog, de 49 años y residente en Massachusetts, Estados Unidos, quien pensó que lo mejor que puede hacer su hijo adolescente es dejar de ir a la escuela para volverse una estrella en el Fortnite.

Su hijo llamado Jordan tiene 14 años y se hace llamar CRIMZ en el título de Epic Games. El recibe clases online, pero desde hace unos meses no va a estudiar, porque se le ha impuesto una rutina de entrenamiento que oscila entre las 10 y 14 horas del juego para convertirse en uno de los mejores del mundo y poder vivir de esta profesión.



"Solo quiero ganar el suficiente dinero para no tener que trabajar el resto de mi vida", dijo en una entrevista al diario . El joven juega en una consola que le ha costado 30.000 dólares a su padre, que ha cancelado las vacaciones en familia para que su hijo se dedique a entrenar.

Desde que probó su primera consola a los 3 años, Jordan demostró ser virtuoso en diversos juegos, así su padre comenzó a llevarlo a competencias. "Vi que iba a ser una industria muy potente antes que nadie", dice.

La única decisión del padre no fue dejarlo sin colegio, sino tampoco dejarlo hacer otras actividades ni siquiera salir del cuarto. Cuando su madre intentó inscribirlo en un curso de tenis, Dave se opuso fuertemente. “No lo permitiré antes del mundial. Podría lesionarse”, dijo en la entrevista. Jordan aprobaba esto.

Eso no es todo, según Dave, su hijo “aprende más de los videojuegos que de los libros”, y reconoce haber enviado una carta al director del instituto en el cual mencionaba los logros en eSports, el dinero recaudado y las expectativas al futuro, haciendo énfasis en que a su hijo le iba muy bien.

Dave asegura que su primogénito ya ha ganado más de 60.000 dólares en toda su carrera y que ello lo ha invertido íntegramente en él.

Jordan está clasificado para las finales del mundial de Fortnite, torneo en el que deberá poner a prueba si las horas de esfuerzo valieron la pena.