No es la primera vez que Tesla se enfrenta a una demanda por discriminación.
No es la primera vez que Tesla se enfrenta a una demanda por discriminación.
/ AFP
Redacción EC

ha sido demandada por 15 trabajadores, aún en el cargo o fuera del mismo, por permitir racismo en sus fábricas. Los empleados aseguraron que existe un ambiente de trabajo racista, el cual incluye acoso e intimidación en las plantas de la compañía en California, .

La demanda, presentada el jueves [30 de junio] en la corte estatal del condado de Alameda, detalla ampliamente los insultos y grafitis racistas y otros actos que los demandantes afirman que la compañía de Elon Musk no hizo nada para corregir. Enumera a docenas de empleados de Tesla como acusados. Musk no está entre ellos, pero se cita en una de las acusaciones”, afirmó el medio.

MIRA: Regla de las cinco horas: este es el secreto de Elon Musk y Bill Gates para la productividad

Asimismo, los demandantes señalaron que existe un sistema de discriminación laboral en algunas de las fábricas. “Además del acoso sexual y las críticas por la apariencia, los demandantes alegan que algunos fueron asignados a los trabajos más exigentes físicamente en la fábrica de Fremont de la compañía, mientras que otros fueron ignorados para el ascenso en un patrón discriminatorio en el fabricante de automóviles con sede en Austin, Texas”, añadió.

Según una de las acusaciones, Nathaniel Aziel Gonsalves, un exgerente asociado de las instalaciones de Tesla en Foster City, quien es afroamericano, tuvo que soportar comentarios racistas de su supervisor, incluido que él ‘no era como la mayoría de los negros’ y ‘no actuar como un gueto”, aseguró Bloomberg. “Cuando denunció un insulto desagradable contra un colega, su supervisor y otros miembros del equipo tomaron represalias contra él, acusándolo de ‘ponerse del lado de las minorías’”, según señala en la demanda.

MIRA: Starlink recibió autorización para ofrecer Internet a aviones, barcos y autos en movimiento

Gonsalves, incluso perdió su trabajo inmediatamente, luego de que una trabajadora lo acusó de discriminarla. “Alrededor de abril del año pasado, una empleada identificado en la demanda como ‘Cory’, que estaba trabajando en los paneles solares en la casa de Musk, hizo una acusación similar contra Gonsalves, según la denuncia. En lugar de investigar el incidente, la empresa despidió a Gonsalves en menos de dos horas después de que Cory hablara con Musk”, indicó el medio.

No es la primera vez que Tesla enfrenta este tipo de demandas, pues en febrero de 2022, el ente regulador de derechos civiles de California presentó una denuncia por el mismo motivo, según el mismo medio. La institución citó evidencia de que la planta de Fremont es un “lugar de trabajo segregado racialmente. , antes de la demanda, asegurando que tomaba en serio las denuncias de discriminación y tenía un proceso dedicado para investigar las quejas.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más