Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Especiales

ANÁLISIS | Evaluamos los nuevos audífonos Galaxy Buds de Samsung [VIDEOS]

Galaxy Buds de Samsung

Los Galaxy Buds de Samsung son la apuesta de la empresa coreana para competir con Apple. (Foto: Bruno Ortiz B.)

Junto con el lanzamiento de los Galaxy S10, Samsung presentó su nueva generación de audífonos. Los Galaxy Buds son la apuesta de la coreana contra los Air Pods de Apple.

Durante el Unpacked 2019 en San Francisco, Samsung no solo presentó los tres modelos de su familia Galaxy S10 y al novedoso Galaxy Fold. Allí también se lanzaron varios otros dispositivos, entre ellos los Galaxy Buds, unos audífonos in-ear (intraurales o que se introducen en el canal auditivo) con los que claramente la empresa coreana busca hacerle frente a Apple, que viene cautivando a muchos usuarios alrededor del mundo con sus Air Pods.

A la salida del Bill Graham Auditorium, los asistentes a la presentación de Samsung recibimos un bolso que contenían unos Galaxy Buds. Al día siguiente, que emprendí el viaje de regreso a Lima empecé a probarlos. Para ser exactos, el video que verán a continuación lo grabé en la sala de embarque, mientras esperaba mi vuelo a Lima. Recién los usé a los 30 minutos de haber empezado el trayecto. Desde entonces los he usado casi todos los días. Lo que leerán (y verán en esta nota) reflejará cómo me he sentido usando estos aparatitos. ¿El adelanto para los ansiosos? Estos audífonos desarrollados por AKG me parecieron de muy buen desempeño, de interesante diseño y con una interacción adecuada con los smartphones, sobre todo gracias a su app. 

Pero antes de continuar, repasemos las características de estos nuevos Galaxy Buds de Samsung:

Dimensiones: De cada auricular 17,5 mm x 22,5 mm x 19,2 mm y 5,6 gramos. Del estuche 70 mm x 38,8 mm x26,5 mm y 39,6 gramos.
Conectividad: Bluetooth 5.0; perfil A2DP, AVRCP, HFP; códec Scalable (de Samsung), AAC y SNC.
Batería: 58 mAh (auriculares); 252 mAh (estuche).
Sensores: acelerómetro, proximidad, téctil.
Compatibilidad: con dispositivos Samsung y otros Android desde la versión 5.0 en adelante, con 1,5 GB de RAM a más.

EL SECRETO DEL ESTUCHE
Se deben considerar a los Galaxy Buds como un dispositivo de dos partes: el estuche y los audífonos en sí. Como era de esperarse, esos dos elementos tienen un peso mínimo. Por su diseño, el estuche no ocupa mucho espacio (literalmente cabe en la palma de la mano), pero al asemejarse a una cápsula hay que calcular primero las características del bolsillo en donde se quiera guardar.

Galaxy Buds de Samsung in ear

Los Galaxy Buds de Samsung calzan de manera perfecta en la oreja, gracias a su particular diseño. (Foto: Bruno Ortiz B.)

En el caso de los audífonos en sí, el diseño es ergonómico. La idea es que calcen exacto en la zona de la concha de la oreja –están diseñados con ciertas protuberancias- y que el altavoz ingrese al canal externo del oído. Ahí será necesario probar cuál punta de goma será la adecuada según cada usuario. El empaque incluye tres pares de esas gomas, en tamaños pequeño, mediano y grande. 

Los audífonos Galaxy Buds vienen con un anillo de goma que tiene una especie de aleta. Esta sirve para el dispositivo se “agarre” con mayor firmeza a la concha de la oreja. Sin embargo, esta se puede reemplazar por otro anillo de goma (que también está incluido) que no tiene la aleta. Si no estás acostumbrado a este tipo de dispositivos, es probable que te parezca que los Galaxy Buds se te pueden caer en cualquier momento. Sin embargo, se mantienen firmes incluso ante movimientos bruscos de la cabeza. 

El estuche de los Galaxy Buds viene con una entrada USB tipo C en la parte trasera, que se usa cuando quieres recargarlo. En la parte delantera tiene un pequeño LED que cambia de rojo a verde para indicarte si es que ya está recargada la batería. Al levantar la tapa superior (a manera de cofre) podrás ver otro indicador LED entre los lugares donde se colocan los audífonos. También varía de rojo a verde para indicar el estado de la carga.

Los Galaxy Buds recargan su batería colocándolos en el estuche, con la tapa cerrada y sin necesidad de estar conectado porque también cuenta con una batería incorporada. También hay la posibilidad de cargar los audífonos mientras están en el estuche y este está conectado a la electricidad mediante cable o un cargador inalámbrico. Ah, también se puede colocándolos sobre cualquiera de los teléfonos de la familia Galaxy S10, gracias a la función de carga inalámbrica inversa. 

Hay un detalle que parece mínimo, pero que en cuanto a usabilidad lo considero muy poderoso. Es probable que te coloques los Galaxy Buds sin fijarte si es que están cargados o no. Es por eso que al ponerlos en la oreja cada uno emitirá un sonido característico, que te indica que está activo.

LA CLAVE ESTÁ EN LA APP
Los Galaxy Buds se pueden emparejar con cualquier dispositivo que tenga conectividad Bluetooth. Funciona mejor si es que se utiliza la aplicación Galaxy Wearables… pero estos no existe en la App Store. Eso quiere decir que en dispositivos iOS solo funcionará emparejándolo por Bluetooth, como cualquier otro accesorio. En el caso de los dispositivos Android, se requiere tener la versión 5 del sistema operativo o superior. Sin embargo, hay algunos modelos con los que no son compatibles. ¿Cómo saberlo? Hay que ingresar al Google Play Store y descargar la app Galaxy Wearables. Si no puedes descargarlo, solo podrás emparejarte por Bluetooth.

¿Pero qué ventaja tiene usar la app? Te permite controlar y sacarle el jugo a los Galaxy Buds. Podrás saber cuánta batería le queda a cada uno de los audífonos. Luego tienes acceso al ecualizador y elegir entre una configuración suave, dinámica o clara, u optimizar los sonidos graves o los agudos. Además puedes decidir qué notificaciones quieres recibir. Por ejemplo, cuando recibes un mensaje de WhatsApp una voz suave te lo indica.

La aplicación también te permite acceso a la configuración del panel táctil de los Galaxy Buds. Esos paneles están en la cara externa y permiten reconocer gestos que se traducen en órdenes que el usuario puede configurar. Así, podrás con unos toques subir y bajar el volumen; reproducir, detener, adelantar o retroceder las pistas de música, o activar el sonido ambiental, contestar y terminar llamadas. Si usas los Galaxy Buds sin la app, detener, adelantar o retroceder las pistas de música; así como contestar llamadas. 

La función del sonido ambiental es muy interesante. Los Galaxy Buds de Samsung no tienen cancelación de sonido. Sin embargo, al ser audífonos intraurales disminuyen bastante el ruido externo. Y si a eso lo sumas que estás escuchando audios de buena calidad, es probable que quedes sumergido en tu propio mundo sin estar enterado de lo que pasa a tu alrededor. Es por eso que existe la función de sonido ambiental. Cuando la activas entran en funcionamiento unos pequeños micrófonos ubicados en la cara exterior de los audífonos. Estos permitirán que estés más atento a tu entorno. Es más, a través de la app podrás decidir qué tanto volumen quieres darle a este sonido ambiental y si prefieres darle preferencia a las voces.

Galaxy Buds micrófonos

Los Galaxy Buds de Samsung cuentan con micrófonos que permiten al usuario escuchar el sonido ambiental para estar atento, sobre todo al ir por la calle . (Foto: Bruno Ortiz B.)

Y lo olvidaba: gracias a la aplicación podrás rastrear la ubicación de los Galaxy Buds si es que los has extraviado. Para ello empezarán a emitir un sonido. 

BATERÍA DE LARGO ALIENTO
En el empaque, los Galaxy Buds prometen seis horas de reproducción continua. El primer día que los empecé a probar descubrí que era cierto. A poco de iniciado un vuelo de madrugada de Dallas a Lima (justo regresando de la presentación de Samsung en San Francisco) los conecté vía Bluetooth con mi teléfono. No pude activar la app porque no había conexión a Internet. Vi tres episodios de media hora cada uno, que había descargado previamente en Netflix, y luego puse a reproducir una lista de Spotify.

De esa primera experiencia un par de aspectos positivos. El primero, al ser intraurales e inalámbricos fueron muy cómodos y no tuve problemas al apoyar mi cabeza sobre una almohada o recostarme sobre mi hombro. La segunda, al llegar a Lima continuaba la reproducción continua de la playlist de música. Cuando ya me encontraba en el taxi, a medio camino de mi casa, uno de los Galaxy Buds se quedó sin carga. Con el otro pasó lo mismo unos cinco minutos después. La promesa de las seis horas de reproducción quedó cumplida. 

Galaxy Buds estuche

El estuche de los Galaxy Buds son un elemento fundamental de la propuesta de Samsung. (Foto: Bruno Ortiz B.)

Durante estas tres semanas los he usado todos los días. En el camino de ida y vuelta entre mi casa y la oficina, mientras voy a reuniones y entrevistas. Básicamente los uso en tramos de entre 40 y 50 minutos por vez. Pero el secreto para ampliar la duración de la batería de los Galaxy Buds es que cada vez que los dejé de usar, los vuelvo a meter en su estuche… y ahí empiezan a recargarse. Han pasado tres o cuatro días cuando me he visto en la necesidad de cargarlos nuevamente.

CONCLUSIÓN
Los audífonos Galaxy Buds de Samsung ofrecen un buen desempeño general. Su diseño es cómodo, funcional y está pensado sobre todo para las personas que están en constante actividad. Hay que recordar que incluso resisten salpicaduras y la humedad. Así que si piensas hacer deportes con los audífonos puestos no tienes preocuparte por el sudor. Se escuchan muy bien, tienen una interesante autonomía y sus múltiples alternativas de carga (alámbrica o inalámbrica) hacen que uno no se tenga que preocupar tanto. Para mí se han convertido en un accesorio indispensable.

Los Galaxy Buds están llegando al Perú como parte de los packs promocionales por la compra de los nuevos Galaxy S10 de Samsung.

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada