Crean diminutos teclados para relojes y anteojos inteligentes
Crean diminutos teclados para relojes y anteojos inteligentes
Redacción EC

Un equipo de investigadores de las universidades Politécnica de Valencia (UPV) y de Sttutgart ha desarrollado dos de diminutos con pantallas táctiles que, incorporados a los sin entrada de texto como relojes y anteojos, permitirán contestar o redactar cualquier mensaje, según informaron voceros de la UPV.

Luis Leiva, del Centro de Investigación Pattern Recognition and Human Language Technology de la UPV, explicó que los teclados de tecnología "ponible" o  (con la distribución alfabética tradicional), pese a tener ciertas limitaciones, poseen la ventaja fundamental de que los usuarios ya están familiarizados con el diseño y el método de entrada de texto, “es muy fácil de entender”.

En su estudio, los investigadores españoles y alemanes han diseñado y evaluado dos teclados virtuales basados en ‘qwerty’ para diferentes tamaños de pantalla, entre 16 y 32 milímetros.

En el primer prototipo, el usuario, manteniendo el dedo sobre el teclado, puede ir navegando por las letras hasta dar con la requerida.

Un visor en la parte superior de la pantalla muestra la tecla que se va a introducir, inspirado en el funcionamiento de los teclados virtuales de los smartphones actuales.

El segundo prototipo incorpora además un visor ampliado de las letras situadas alrededor de la que se va a introducir, permitiendo cierto contexto visual.

Por otro lado, para facilitar la escritura al usuario, los investigadores han probado diferentes mecanismos que permiten la corrección automática de errores que se puedan producir.

“Dada su sencillez, dichos mecanismos de corrección podrían ser fácilmente incorporados en los dispositivos de tecnología ‘ponible’ actuales, haciéndolos por tanto dispositivos más independientes”, ha explicado Leiva.

Los investigadores evaluaron además las prestaciones de ‘ZoomBoard’, un teclado ‘qwerty’ para pantallas táctiles diminutas desarrollado por la Universidad estadounidense de Carnegie Mellon.

“Funciona muy bien en pantallas extremadamente pequeñas, del tamaño de un céntimo de euro, aunque cuanto pasamos a pantallas ligeramente más grandes, con tan solo unos milímetros de diferencia, el mecanismo de entrada de texto se vuelve un tanto frustrante e ineficiente”, según explican.

Los dos prototipos que han desarrollado “pretenden salvar estos inconvenientes”, defienden los investigadores españoles y alemanes que los han presentado en la conferencia “Human Factors in Computer Systems” (CHI 2015), celebrada esta semana en Seúl.

Fuente: EFE