Redacción EC

!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0],p=/^http:/.test(d.location)?'http':'https';if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=p+'://platform.twitter.com/widgets.js';fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document, 'script', 'twitter-wjs');

Los sensores implantados en una gran variedad de aparatos termina por convertirlos en objetos inteligentes, propios de un mundo que tiende a la hiperconectividad.

Estos gadgets interactúan con nosotros al punto de conocer nuestros hábitos, gustos y hasta el rendimiento. Ejemplo de esto último son las raquetas inteligentes como la Sony Smart Tennis Sensor y la francesa , que tenistas profesionales empiezan a usar para mejorar su juego, por las estadísticas que les ofrecen.

“Sé que para jugar bien necesito colocar 70% de mis tiros de derecha y el 30% de los reveses”, dijo el lunes tras superar a su adversario Mijaíl Youzhny en el Abierto de Australia. “Si no logro eso, no estoy haciendo lo correcto en la cancha”. Estos porcentajes exactos a los que se refiere el deportista español son ejemplo de la información que arroja su con sensores instalados en la empuñadura.


CÓMO FUNCIONA

Basta con activar un interruptor que se localiza en el extremo del mango para que se grabe cada movimiento por un período de hasta seis horas. Al final del encuentro, esta bitácora virtual envía la información almacenada a cualquier dispositivo móvil o computadora vía Bluetooth. A continuación, mediante una aplicación, el jugador puede ver distintos valores sobre su rendimiento.

Golpes certeros, errores, tendencias, calidad de la técnica, entre otros valores son los que ofrecen estos equipos.

El viernes por ejemplo, en una sesión de práctica, , el tercer mejor tenista del mundo, durante una hora y media de entrenamiento conectó 572 tiros, equivalentes a 22 por minuto, divididos en 156 reveses, 222 derechas, 118 servicios 76 remates.


DEBUT La raqueta inteligente de llamó la atención en la feria tecnológica CES 2014.