Módulos Temas Día

Más en Gadgets

Smartwatch: evaluamos el Gear S3 Classic de Samsung

Con un poco de retraso El Comercio evaluó el Gear S3 Classic de Samsung, la nueva versión de este smartwatch. ¿Valdrá la pena?

Gear S3 Classic de Samsung

Después de mucho tiempo pudimos evaluar el Gear S3 Classic, el modelo más reciente de smartwatch propuesto por la coreana Samsung. Una experiencia interesante.

Necesito empezar esta reseña recordando lo siguiente: yo no soy un entusiasta de los smartwatches. Su aún dependencia de un teléfono inteligente me parece un gran limitante para lo que podría ofrecer en realidad. Pese a ello, a lo largo de los años he tenido la oportunidad de probar diferentes modelos de wearables. En particular, en el caso de Samsung, he probado todos los que ha lanzado. Hace unas semanas empecé a probar esta última versión. Y a continuación les contaré qué tal me fue con este dispositivo.


Empecemos por lo más importante: este smartwatch de Samsung parece un reloj tradicional. El cambio desde la primera generación es notorio, no solo desde el tema del diseño, sino sobre todo desde el funcionamiento interno. Los acabados del dispositivo son de alta calidad y se nota el cariño que le han puesto a la correa de cuero. Un punto a favor es que este Gear S3 Classic permite compatibilidad con cualquier correa estándar de 22 mm. Además, en el empaque se incluye una correa adicional, pero talla small.


Una cosa sí es clara: se trata de un smartwatch que tiene dimensiones más grandes que las de un reloj convencional. Sus dimensiones son 49 mm x 49 mm x 12,9 mm, y 59 gramos de peso. Su diseño es muy atractivo, pero sin dudas el estilo del Frontier es más sport. Esto da otra opción dependiendo de la personalidad del usuario. Un gran punto a favor: la resistencia al agua y al polvo que tiene este Gear S3 Classic.


La pantalla de este smartwatch es de 1,3 pulgadas y es de Super Amoled con resolución 360 x360. Cosas interesantes en este aspecto: las imágenes se ven demasiado bien. En la calle, el brillo funciona muy bien. Los controles se reducen a dos botones, aunque los principales son los toques en la pantalla y el giro del bisel. Ojo con los gestos: giro del bisel a la derecha, búsqueda de widgets; a la izquierda, las notificaciones; deslizar el dedo de abajo a arriba en la pantalla, se despliega el menú. Se requiere un tiempo para adecuarse a esta forma de usarlo.


Ahora vamos a lo que lleva adentro. Este smartwatch cuenta con un procesador Exynos de doble núcleo, a 1GHz, con 768 Mb de RAM. El sistema operativo que utiliza es Tizen, propietario de Samsung, pero que a la hora de la verdad se parece mucho a la propuesta de Android. Tiene reconocimiento de voz, que depende de muchos otros aspectos para funcionar con precisión. Además, permite contestar y realizar llamadas directamente desde el dispositivo. Sí, a lo Inspector Truquini. Sin embargo, la experiencia es un poco rara (es mi opinión personal). Eso sí, requiere estar “enlazado” siempre con el smartphone para este tipo de funciones.


¿Qué puedes hacer con este smartwatch? Gracias a que está emparejado con tu smartphone a través de la app Samsung Gear, puedes recibir las notificaciones de las aplicaciones que tienes en el teléfono. Si no estás recibiendo alguna, cerciórate que no hayas restringido su uso en tu smartphone. ¿Puedes responder correos, por ejemplo? Sí, pero es un poco complicado usando el teclado que aparece en la pantallita pequeñita. Más arriba les conté sobre lo de hacer y recibir llamadas. En resumen, es una nueva manera de hacer las cosas. Y uno , si quiere usar el aparato, tiene que acostumbrarse.


¿Con qué sensores cuenta este Gear S3 Classic? Varios y se les pueden aprovechar de muchas maneras. Tenemos Bluetooth, WiFi, NFC, GPS, altímetro, barómetro, giroscopio, acelerómetro, sensor para la medida de frecuencia cardíaca.


Lo bueno es que puedes salir a hacer la actividad física que quieras, por ejemplo correr, y puedes almacenar en el smartwatch música que previamente has sincronizado desde el smartphone. Gracias al GPS puedes ir marcando la ruta. Lo malo es que en realidad este modelo no es muy cómodo para deportes (por dimensiones y peso). La correa de cuero poco ayuda. Quizás para esos momentos puedas optar por buscar una correa más acorde a la actividad o por un modelo Frontier.


Sus múltiples sensores van monitoreando tu actividad durante el día, de manera que se puede tener un registro de tu actividad física. Es más, te avisa cuando estás demasiado tiempo sin actividad. Y si estás inactivo, te indica una serie de ejercicios en el lugar (estiramiento, principalmente) que los tendrás que hacer sí o sí, porque si no el reloj no te dejará tranquilo.


Este Gear S3 Classic cuenta con batería de 380 mAh, lo cual te da –de acuerdo con mi experiencia con este smartwatch- una autonomía de entre dos días y medio a tres días. Toma unas dos horas cargar completamente su batería. Cuenta con un interesante modo de ahorro de energía. Se carga de manera inalámbrica gracias a una estación de carga que viene incluida en el paquete.


VEREDICTO
El Gear S3 Classic es una excelente alternativa para quienes tienen a los smartwatches como accesorio indispensable en su rutina diaria. Se nota en este dispositivo de Samsung el cuidado que cada vez se va teniendo en este tipo de aparatos y cómo se van adoptando la apariencia de “relojes tradicicionales”, pero con las funciones que los hacen inteligentes.


Eso sí: acostumbrarse a un smartwatch no es para todos. Tampoco es una obligación. En lo particular, me encanta lo que ofrece este tipo de wearables, pero me deja fuera de juego el hecho de tener que cargarlo cada tres días. Es terrible salir a la calle y darte cuenta que tu reloj solo puede ofrecerte una pantalla negra. En esos casos, quizás lo recomendable sea solamente una banda para medir el ejercicio.

Tags Relacionados:

Smartwatch

Samsung

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada