Un equipo de científicos de la Universidad de Pensilvania (E.E.UU.) han desarrollado y ultradelgadas que servirían para fabricar naves como , en las que se necesitan materiales ligeros pero resistentes.

Los investigadores crearon estas placas ultrafinas (entre 25 y 100 nanómetros de espesor) usando láminas corrugadas de óxido de aluminio. Estas pueden ser dobladas y retorcidas pero siempre vuelven a su forma original.

Los materiales hechos con óxido de aluminio son bastante frágiles normalmente, "pero cuando vimos lo flexible que era y que podía recuperar su forma, casi no podía creerlo", indica Igor Bargatin, uno de los investigadores.

La razón por la que estas placas tienen la capacidad de volver a su forma original sin daño tiene que ver con su estructura de panel de abeja que posee, que es parte de un nuevo campo de investigación conocido como metamateriales mecánicos. 

(Foto: Universidad de Pensilvania)

Es un campo de estudio que analiza las nuevas formas de montaje de las cosas. Los científicos investigaron cómo al cambiar la distribución de los materiales a nivel microscópico, cambiaban sus características de resistencia y flexibilidad.

Los creadores aseguran que estas placas podrían ser usadas para fabricar drones para entregas, que actualmente están siendo probadas por empresas como Amazon.

Fuente: Geek.com