Material biológico impreso en 3D repara huesos rotos
Material biológico impreso en 3D repara huesos rotos

Un grupo de investigadores de la Universidad de Nottingham han creado un que se fabrica con una y que es capaz de acelerar la curación de huesos rotos mediante la transferencia de células y proteínas.

El novedoso material es una pasta espesa, similar a la plastilina, que se puede inyectar con una jeringa en zonas específicas del cuerpo para rellenar las fisuras de los huesos rotos y acelerar la consolidación de las fracturas, informa un artículo publicado en la revista .

Una vez que el material se ha inyectado en el hueso, la pasta se expande hasta sellar por completo la fractura a través de la transferencia de las células y proteínas que contiene el compuesto. Además, gracias a su composición biológica, puede soldar mejor y con mayor rapidez hasta las roturas más graves.

Para la fabricación de la pasta, los investigadores utilizan un método de bioimpresión a baja temperatura. De esta manera, la impresora 3D lo fabrica a 37ºC para que el compuesto pueda mantener vivas y en perfecto estado las células y las proteínas que lo componen. Un método tradicional de alta temperatura destruiría el biomaterial.

“El bioprinting (impresión de material biológico) es un área de investigación importante en la ingeniería de tejidos”, indica el Dr. Jing Yang, autor principal de la investigación. “Sin embargo por lo general requiere un entorno de impresión que no es compatible con las células vivas. Y aquellos materiales que son compatibles con las células vivas por lo general no tienen suficientes propiedades mecánicas para ciertas aplicaciones”, asegura.

“Inicialmente estábamos apuntando a la aplicación clínica de este material como relleno del defecto óseo inyectable, pero hemos postulado que sus propiedades serían más adecuadas para su uso como un andamio para las reconstrucciones”, explica.

Actualmente el compuesto ya ha sido probado con éxito en el laboratorio, y el siguiente paso consiste en llevar a cabo un ensayo clínico para ver cómo responde y si se puede extender su aplicación a los pacientes en general.

Fuente: Unocero.com