El 2015 será un año interesante para los dispositivos móviles
El 2015 será un año interesante para los dispositivos móviles
Redacción EC

En pocos años los se han convertido en dispositivos que están en todos lados. Y no es una percepción. Un reciente informe de la consultora Gartner señala que las ventas mundiales de smartphones crecieron 20,3% en el tercer trimestre del 2014.

Tras pasar por un proceso de innovación constante, parece que no hay mucho que esperar de los dispositivos móviles en el 2015.  El Comercio consultó a expertos para saber qué esperar durante los próximos 12 meses.

Espacio para más cambios

“Los mayores cambios en cuanto a son cosas que ya se vieron en algunos equipos y que, ahora, se masificarán. Sin embargo, serán difíciles de notar como las pantallas de muy alta definición (QHD), la ausencia de bisel o marco alrededor de las pantallas, entre otros. Se usará más metal en los equipos y tanto Samsung como LG seguirán experimentando con pantallas curvas”, explica a este Diario , editor de Tecnología de la web del diario “La Nación” de Argentina.

Una visión similar tiene el periodista especializado . “Veremos arquitecturas de 64 bits que permitirán más memoria RAM y mejor administración de procesos. Espero una evolución en la duración de las baterías, pero eso entra en conflicto con la llegada de las pantallas QHD”. No obstante, el experto cree que no se avanzará mucho en pantallas curvas para los

La lucha es del tercero

Ambos periodistas coinciden en que continuará la lucha entre y , siempre y cuando la coreana sepa superar el mal año que ha atravesado.

“Es el año en que podríamos ver una tendencia a la baja en Samsung, mas no en Apple. La coreana no ha podido capitalizar sus recursos para una renovación de identidad de la línea Galaxy. Apple cimentará sus condiciones con la versión S de sus nuevos iPhones”, asegura Véliz. 

“Más interesante, para mí, es la lucha por el tercer puesto que se librará sobre todo en China: Xiaomi, Huawei, Lenovo (con Motorola) y, más atrás, LG y Sony. Quien ofrezca más que un buen hardware, diseño atractivo y bajo precio tendrá la receta para el futuro”, indica Sametband.    

El año bisagra

Tanto para los dispositivos vestibles o ‘wearables’, como para las tabletas, el 2015 podría convertirse en el año de las definiciones.

“El impulso que le dará a los ‘wearables’ será fundamental. Varias empresas presentarán sus segundas o terceras versiones por lo que deberían corregir errores y pensar en nuevos usos que hagan realmente atractivo a este segmento. En cuanto a las , deberán demostrar que son mejores que una notebook”, dice Ricardo Sametband. 

“En ‘’ se debería mostrar productos más maduros y con más autonomía. En cuanto a las , estas dejarán de ser para el ocio y potenciarán su productividad”, remata Jesús Véliz.