iPhone 6S: lo revisamos y esto es lo que experimentamos [VIDEO]

En principio, el aspecto exterior del es el mismo que el de su antecesor, con un atractivo diseño curvo que rompe con series anteriores. Es apenas unos gramos más pesado, pero esto es casi para agradecerlo: el se sentía muy ligero y, con el ‘bendgate’ de por medio (el hecho e que, con presión suficiente el teléfono podía doblarse) casi daba miedo sujetarlo. Ahora el iPhone 6S usa aluminio 7000, un material más grueso.

Lo que importa es lo de adentro
El hecho de que el teléfono sea bastante similar al que lo precedió puede parecer descorazonador, pero no lo es tanto. Las mejoras del iPhone 6S no están precisamente en el aspecto, sino en lo que es capaz de hacer este terminal.

¿Lo dudas? Empecemos por el procesador. El famoso Apple A9 tiene una velocidad de 1.85 GHz y dos GB de RAM que evitan que el teléfono se sienta lento con el iOS9, cosa que ya pasa lógicamente, con versiones anteriores como el iPhone 5S.

Lo que llama la atención en el iPhone 6S son también las nuevas características y mejoras del teléfono, empezando por la segunda generación del Touch ID, su sistema de reconocimiento de huellas digitales. Este sistema trabaja con mucha mayor eficiencia que en sus otras versiones y permite desbloquear el teléfono casi de inmediato. Recordemos que este sistema de identificación biométrico también permite hacer pagos, por lo que es de vital importancia que sea seguro.

Sin embargo, la joya de la corona es el 3D Touch, que es básicamente una nueva forma de interactuar con el iPhone 6S que amenaza ser un nuevo estándar en la industria. ¿De qué va? Pues si antes solo tenías dos formas de darle toques al teléfono (un clic corto y uno más largo), ahora la pantalla es sensible a la presión, por lo que uno puede tener un tercer clic (largo y con más fuerza al presionar sobre la pantalla) con el que se abren opciones nuevas.

Solo por citar alguna, en Safari uno puede ver una previsualización de la página a la que podría acceder al cliquear en un hipervínculo.  Pero uno también puede tener en su iPhone 6S una vista previa del correo que le acaba de llegar sin que aparezca como leído. O, mejor aún, puede desplegar un menú en una aplicación en la pantalla inicial que permite accesos rápidos como tomar una foto.

Otra mejora del iPhone 6S es la cámara trasera de 12 MP, que representa un salto cualitativo desde la versión anterior, que tenía 8MP. La cámara frontal ahora es de 5MP. Además, entre las múltiples opciones para grabar ahora disponemos del formato 4K, que es óptimo aunque, claro, uno sin suficiente espacio en la memoria podría no quererlo.

Una de las opciones de cámara que trae el iPhone 6S es la de Live Photos, que es similar a la que estaba disponible en algunos teléfonos Nokia. Básicamente, cuando uno activa esta opción, el teléfono graba 1.5 segundos antes y 1.5 segundos después del momento en que uno presiona el botón, convirtiendo nuestras fotos en imágenes en movimientos.

En cuanto a la capacidad del iPhone 6S no hay muchas novedades. Siendo el sistema cerrado que es, se hace imposible salir de los 16, 64 o 128 GB de almacenamiento que uno compra, así que, como siempre, hay que pensar muy bien cuál es el uso que le darás a tu smartphone.

Quizás la batería sea el punto flaco del iPhone 6S, aunque eso también es relativo. Sus críticos han dicho que no soportan el hecho de que se haya mejorado mil cosas, menos la duración de la batería. De hecho, el iPhone 6S tiene una batería de 1715 mAh, una cantidad que es menor a la del iPhone 6 (1810 mAh) y mucho menor a la de, por ejemplo, el Samsung Galaxy S6 (2560 mAh). Sin embargo, hay que tener en cuenta que las nuevas funciones y el procesador más potente deben consumir mayor energía que el iPhone 6 y la duración es similar: en un uso normal, uno puede llegar al final del día con carga como para sobrevivir. 

En conclusión, el iPhone 6S es un teléfono con nuevas prestaciones que bien podrían volverse tendencia como el 3D Touch y que ha mejorado algunas cosas respecto a su antecesor. Eso, sumado a su entorno de aplicaciones, hace que el smartphone sea una de las opciones no solo para usuarios ya fieles a , sino también para aquellos que buscan una alternativa a Android.

TAGS RELACIONADOS