En la peor semana de Samsung, el iPhone 7 sale a la venta

El destino de los rivales encarnizados parece estar unido. Al menos eso es lo que ha ocurrido con Apple y que han vivido un setiembre clave. Mientras el primero ha visto el valor de sus acciones subir rápidamente con el lanzamiento del y el iPhone 7 Plus, el segundo ha vivido sus horas más difíciles debido al problema de la batería del que ha provocado una crisis en la empresa coreana.

Samsung se vio obligada a retirar del mercado estadounidense un millón de Galaxy Note 7 debido a que estos presentan riesgos de explosión debido a un error de fabricación en su batería. Esto se suma al rápido declive de las acciones de la empresa coreana luego de que se reportaran diversos casos de ignición de estas phablets.

Samsung, el mayor fabricante de teléfonos móviles del mundo, tuvo que retirar también 2,5 millones de Galaxy Note 7 del mercado surcoreano que bien pudieron haber competido con el arrollador éxito del iPhone 7 y el iPhone 7 Plus, lanzados esta semana.

De hecho, con el campo libre y la imagen del competidor mellada, Apple ha logrado un aparente éxito con el iPhone 7 y el iPhone 7 Plus. Esto al punto que la empresa de Cupertino ha anunciado que se han agotado las existencias de su smartphone de mayor tamaño en las tiendas debido a las preórdenes recibidas vía Internet.

El iPhone 7 y el iPhone 7 Plus recién salieron a la venta hoy, pero la expectativa por estos teléfonos ha hecho que las acciones de Apple superen los 115 dólares mientras que en el caso de Samsung, el anuncio del retiro de dispositivos provocó una caída de 10% entre el viernes y el lunes pasados, alcanzando su nivel más bajo en dos meses.

LEE TAMBIÉN