Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Redes Sociales

Facebook: ¿Es peligroso el contexto de las nuevas medidas de privacidad?

El escándalo Cambridge Analytica está formando una cultura de preocupación del cómo Facebook recopila, usa y protege datos de usuarios

Facebook

La arquitectura de elección personalizada adapta las preferencias individuales de las personas para optimizarlas e influir en su decisión. (Foto: Pezibear en pixabay.com / Bajo licencia Creative Commons)

Internet

El escándalo de privacidad del caso Cambridge Analytica está formando a usuarios más preocupados por la privacidad de su información personal disponible en línea. Ellos desean saber cómo proteger sus datos, actualizar las aplicaciones accedidas desde Facebook y ser más cuidadosos con lo que comparten.

"TechCrunch" explica que este escándalo tiene dos partes: Usuarios que permitieron a Facebook recopilar su información personal y a Facebook que facilitó el acceso de terceros a esta información. La red social actuó según sus términos de servicio aceptados por las personas, que rara vez la entienden. Pero Cambridge Analytica sobrepasó los límites de esta concesión y se convirtió en icono de los daños generados por la recolección masiva de datos.

Facebook

Tras el escándalo de Cambridge Analytica, Facebook anunció diferentes medidas, algunas muy radicales, para ofrecer un mayor control de su privacidad a usuarios. (Foto: AFP)

Internet

Sin embargo, el problema no está en el consentimiento brindado por las personas. Este tiene una "calidad artificial" y muchas veces es un "sin sentido" más allá de su propósito formal. Esto hace que en realidad la conciencia generada por el escándalo de Cambridge Analytica no tenga que ver realmente con el "abuso de confianza" con los datos de las personas -tal vez por eso también son muchos que muestran total desinterés por el tema-.

La arquitectura de elección

Cass Sunstein y Richard Thaler acuñaron en su libro "Nudge" (2008) el término "arquitectura de elección", que pretende explicar que: el diseño de los entornos en los que las personas toman decisiones influye en sus elecciones. Este concepto ha estado presente en la vida del hombre desde siempre en cualquier interacción, diseño y estructura humana. Y la idea adoptó un nuevo matiz con Cambridge Analytica: arquitectura de elección personalizada.

La arquitectura de elección personalizada adapta las preferencias individuales de las personas para optimizarlas e influir en su decisión. Quiebra la forma tradicional en que se conoció siempre la arquitectura de elección: que aprovecha las debilidades generadas en la cognición humana, de sesgos en las inferencias de las personas. Ahora solo se decide en lo que afecta a cada persona de forma individual olvidando a la comunidad.

La investigadora y colaboradora de "TechCrunch" Yafit Lev-Aretz explica que cuando la información de diversas fuentes se une, los diferentes segmentos de nuestra personalidad se unen para presentar una imagen completa de quiénes somos. La arquitectura de elección personalizada se aplica luego a nosotros mismos con información para darnos un incentivo inconsciente para elegir un curso de acción sobre otro.

El peligro

El punto débil al que apunta la arquitectura de elección personalizada es el de nuestro ser más íntimo. Juega en el límite entre la persuasión legítima y la coacción disfrazada de desición voluntaria. Esto puede ser que tras el escándalo de Cambridge Analytica, la capacidad y el derecho a tomar decisiones autónomas pueda desaparecer pronto sin que nos demos cuenta.

Un ejemplo de esto último es que muchas personas consideran y están seguras de que Cambridge Analytica en realidad no usó los datos de Facebook para apoyar la campaña presidencial de Donald Trump. Otros cuestionan la efectividad de la estrategia de perfiles psicológicos por los que la empresa reunió datos de Facebook. Eso significa que la empresa británica supo utilizar la arquitectura de elección personalizada en su beneficio.

Y es que la arquitectura de elección personalizada puede ser utilizada para el bien o para el mal. Puede identificar a las personas en situación de riesgo y conducirlos a obtener ayuda. Podría dar motivaciones saludables. Pero también para abusar utilizando una fuerza manipuladora destructiva: como influir en unas elecciones presidenciales.

Por eso, más importante que las medidas de privacidad que Facebook está adoptando es el entender el contexto en que se dan: una forma sistemática de influir en las personas a tomar decisiones prácticamente obligadas y que requiere de soluciones igualmente sistemáticas con consideraciones sociales, económicas, técnicas, legales y éticas.

El dato

Un ejemplo de arquitectura de elección personalizada es la estrategia de Google que identifica posibles reclutas de ISIS y los conduce hasta llegar a un video de YouTube con una contra narración a la propaganda extremista.

Tags Relacionados:

Facebook

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada