Módulos Temas Día

Más en Redes Sociales

Facebook responde a acusaciones de acelerar violencia en Birmania

La ONU dice que Facebook está acelerando la violencia étnica en Birmania. Un vocero de la red social negó tal señalamiento

Facebook

Facebook asegura que no hay lugar para el discurso de odio o contenido que promueva la violencia dentro de su plataforma. (Foto: AP)

AP

Facebook asegura que no hay lugar para el discurso de odio o contenido que promueva la violencia dentro de su plataforma y que consigue esto gracias a grandes inversiones en tecnología y experiencias en diferentes ciudades del mundo. Esto en referencia a las acusaciones de estar acelerando la violencia étnica en Birmania.

Naciones Unidas advierte que Facebook está contribuyendo a la difusión del discurso de odio y violencia étnica en Birmania a través de su plataforma. Conclusión llega tras investigación de expertos en derechos humanos de la ONU sobre un posible genocidio en el estado de Rakhine.



Hace un año, la ONU ya había denunciado violaciones a los derechos humanos por parte del gobierno de Birmania contra los rohingyás.

Según la acusación, budistas ultranacionalistas utilizarían Facebook para incitar a la violencia y el odio contra los rohingyás y otras minorías étnicas. Esto luego que una campaña de seguridad en el país llevó a cerca de 650 mil musulmanes rohingyá a huir hacia Bangaldesh. Desde entonces, han habido múltiples informes de violencia liderada por el estado contra los refugiados.

El presidente de la investigación encargada por la ONU, Marzuki Darusman, dijo que Facebook ha "contribuido sustancialmente al nivel de acrimonia, disensión y conflicto" dentro de la esfera pública. "Por su puesto, el discurso del odio es parte de eso", dijo. "En lo que respecta a la situación de Birmania, las redes sociales son Facebook y Facebook son las redes sociales".

¿Cómo?

Ashin Wirathu es un monje budista ultranacionalista que predica el odio contra los rohingyás. Utiliza Facebook para difundir mensajes que provocan divisiones entre sus miles de seguidores. Y eso lo logra por qué la red social no es parte de la vida pública, civil y privada en Birmania, sino también que sirve para difundir distintos tipos de información por parte del gobierno, según el investigador de la ONU Yanghee Lee.

"Todo se hace a través de Facebook en Birmania", dijo Lee. "Se utilizó para transmitir mensajes públicos, pero sabemos que los budistas ultranacionalistas tienen sus propios Facebook y realmente están incitando a mucha violencia y mucho odio contra los rohingyás u otras minorías étnicas".

Al ser consultado por el sitio "TechCrunch" sobre todas estos señalamientos, un vocero de la red social respondió con un comunicado:

"No hay lugar para el discurso de odio o contenido que promueva la violencia en Facebook, y trabajamos duro para mantenerlo fuera de nuestra plataforma. Hemos invertido significativamente en tecnología y experiencia en el idioma local para ayudarnos a eliminar rápidamente el contenido de odio y las personas que infringen reiteradamente nuestras políticas de incitación al odio. Nos tomamos esto muy en serio y hemos trabajado con expertos en Birmania durante varios años para desarrollar recursos de seguridad y campañas de contraataque. Este trabajo incluye una página de seguridad dedicada a Birmania, una versión localmente ilustrada de nuestros estándares comunitarios, y sesiones de capacitación regulares para la sociedad civil y grupos comunitarios locales en todo el país. Por supuesto, siempre hay más que podemos hacer y seguiremos trabajando con expertos locales para ayudar a mantener a nuestra comunidad a salvo".

El resto

Birmania fue controlada por muchos años por una dictadura militar que censuró a la prensa. En 2011 inicio una transición democrática gradual, que incluyó la apertura de servicios como Facebook. Con el tiempo, la red social se convirtió en la fuente de información más importante del país, donde tiene 30 millones de usuarios.

Mientras más adeptos sumaba Facebook, más continuas eran las alarmas sobre cómo la red social se convierte en medio para difundir odio y alimentar la violencia étnica. Incluso, el año pasado un periodista de "New York Times" denunció que la plataforma es utilizada para lanzar propaganda anti rohingyá.

Los datos

El gobierno de Sri Lanka buscó bloquear el acceso a Facebook y otras redes sociales en un intento de frenar la violencia de la mafia contra su minoría musulmana local. Mientras que India ha tenido problemas con la plataforma por la difusión de información falsa que desencadenó disturbios, violencia comunitaria y hasta muertes.

Tags Relacionados:

Facebook

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada