(Foto: CEET)
(Foto: CEET)
Redacción EC

tendrá más usuarios muertos que vivos en 2069, según un estudio de la Universidad de Oxford. De forma inminente, si el ritmo poblacional continúa como está previsto, ocurriría de manera similar en otras redes sociales como o .

Aunque para algunos el destino de su información después de morir no supone ninguna preocupación, en la red se mueven criminales que aprovechan las cuentas desiertas para realizar acciones que van desde suplantar la identidad hasta difundir spam.

-[]
-[]
►[]

Según datos de Facebook, existen al menos 30 millones de cuentas de usuarios fallecidos en su sitio.

Facebook

En el gigante de las redes sociales, el titular de la cuenta puede decidir si quiere que se conserve su perfil como una página conmemorativa o si desea que se elimine una vez se notifique sobre el fallecimiento.

Los perfiles conmemorativos no permiten el inicio de sesión, no aparecen en espacios públicos y conservan los contenidos que compartió el propietario de la cuenta antes de morir. Si se desea, es posible elegir que los contactos puedan o no publicar en la biografía.

Estas cuentas son administradas por un contacto de confianza, previamente inscrito. Para activar esta opción, debe ir a la configuración, seleccionar la opción ‘Seguridad’, y luego hacer clic en ‘Contacto de legado’ y elegir a la persona que quiere que le administre la cuenta.

Si desea que su perfil se elimine después de su muerte, en esa misma sección encontrará la opción indicada. Eso sí, en caso de que Facebook establezca que la persona delegada no cumple con los requisitos legales para realizar su tarea, la cuenta permanecerá abierta.

Instagram

La red social de fotografías propiedad de Facebook tiene una política similar a la de su dueño. En el centro de privacidad y seguridad, el usuario puede establecer si desea que su cuenta se conserve como un recuerdo o que se elimine después de su muerte.

La solicitud para dar de baja la cuenta debe hacerla un familiar o representante legal, que deberá contactar a la empresa y enviar documentos que prueben la muerte del usuario, su identidad y su relación. Los perfiles in memoriam dejan visibles los contenidos previamente publicados y no permiten que terceros inicien sesión ni hacer modificaciones. La red social también permite eliminar la cuenta del fallecido.

Twitter

Las cuentas de quienes fallecen pueden quedar inactivas durante años. La razón es que esta red social, a diferencia de otras, tiene un fuerte elemento para valorar si un tercero debe o no acceder a la cuenta de un fallecido.

En ningún caso podemos proporcionar acceso a la cuenta a otra persona, independientemente de su relación con el fallecido”, reza su portal.

Cuando un usuario muere, Twitter pide que una persona autorizada compruebe que el usuario ya no está vivo, presentando el acta de defunción y otros documentos vía correo electrónico. La plataforma de trinos promete que dicha información será confidencial y se eliminará una vez que la hayan revisado.

Cuentas de correo

Hay dos opciones básicas de lo que puede ocurrir con ellas: en primera instancia, puede ser eliminada después de un determinado tiempo o se deja expresado quién puede tomar posesión de la información. Algunos usuarios han recurrido al ‘testamento virtual’, un documento legal en el que se le otorga a alguien el poder de administrar de ese ‘legado’.

En el caso de Gmail, es posible establecer -en el apartado ‘Mi cuenta’- el periodo con el que la compañía asumirá que la dirección de correo fue abandonada. Antes de eliminarla por completo, Gmail le notificará a un contacto de confianza.

Para Hotmail y Outlook, que pertenecen a Microsoft, el testamento virtual quedaría en manos de un tercero a quien le liberarán correos electrónicos, archivos, listas de contactos, y demás, tras un proceso de autenticación. Sin embargo, esto no permite el acceso directo al e-mail.

Una vez esté desactivada la dirección de correo no se podrá recuperar la información que esta contenía.

El Tiempo, GDA