(Foto: Composición El Comercio)
(Foto: Composición El Comercio)
Redacción EC

El uso de es una práctica común en Internet y, con ese detalle en mente, un desarrollador llamado Stephen Downward decidió crear un pequeño aplicativo para jugarle una broma tecnológica pesada a sus amigos.

Su invención es una extensión para la versión de escritorio de Google Chrome que tiene el inofensivo nombre de “Chrome Engine” (“Motor de Chrome”) y aquí explicamos cómo funciona.

“Chrome Engine” ralentiza la velocidad de reproducción de los clips de YouTube en 1% cada día, por lo que en un primer momento los cambios son apenas perceptibles. No obstante, se llega a un punto en el que el usuario no tiene idea de lo que ocurre con su computadora.

La buena noticia es que el descenso se detiene cuando la velocidad de reproducción ha alcanzado el 70% de la original, aunque a esas alturas ver videos sea una más que obvia tortura.

Cómo instalarlo

Quien sea lo suficientemente malintencionado y tenga la confianza necesaria como para gastarle esta broma a un amigo, puede acceder a la extensión desde este . Si la persona en cuestión necesita YouTube para trabajar, es más que obvio que el lector debe olvidarse por completo de llevar a cabo esto.

La idea es ingresar a dicha dirección desde la computadora de la víctima y dar clic a la opción “chrome-engine-packed.crx”, para luego descargar la extensión seleccionando “Ver Raw”.

Lo que sigue es abrir una nueva pestaña e ingresar en la barra de búsqueda “” para abrir el menú de extensiones. Tras esto, se debe arrastrar el archivo de formato CRX descargado antes a la pestaña nueva y luego dar clic a “Instalar”.

Cuando estos pasos se hayan realizado, aparecerá un logo de Chrome junto a las otras extensiones, si es que las hay. Para ocultar “Chrome Engine”, únicamente es necesario seleccionar la opción que permite esto haciendo clic derecho. Lo que resta es ver cómo la extensión hace su trabajo en YouTube.

Síguenos en Twitter...

TAGS RELACIONADOS