Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal
en vivo

¿Cómo era la tecnología que usó la misión Apolo 11 para llegar a la Luna?

El  Apolo 11 fue una misión que contaba con una tecnología que sería considerada primaria para nuestro tiempo. Sin embargo, fue esa misma tecnología la que pudo llevar al hombre a la luna

Este mes se conmemoran los 50 años de la llegada del hombre a la Luna, un evento que marcó un hito en la historia de la humanidad y de los viajes espaciales. Fue el milagro del Apolo 11 de la NASA, una misión que contaba con una tecnología que, para nuestro tiempo, sería considerada primaria.

No cabe duda que, desde entonces, los avances tecnológicos que se han desarrollado han sido tremendos. Solo basta mencionar que un lápiz de memoria USB actual tiene más potencia que la computadora central que se usó en el Apolo 11. ¿Qué otras características tecnológicas tuvo este programa espacial?

[Los enormes avances científicos y tecnológicos que le debemos a la misión Apolo | FOTOS]

[El megacohete que desarrolla la NASA para llevar de nuevo al hombre a la Luna]

►La nave

El Apolo 11 estaba conformado por el Saturno V, un cohete de 110,64 metros de altura y 2.700 toneladas de peso con el tanque lleno de combustible (el más grande que ha construido la NASA). Según la etapa (había tres, S-IC, S-II y S-IVB) el número de motores variaba y también el combustible, que eran mezclas de oxígeno, keroseno o hidrógeno líquido.

Pero el Saturno V no era el que llegaba a la Luna, sino el que salía al espacio y dirigía a los módulos hacia nuestro satélite. Estos módulos eran: el sistema de escape de emergencia (LES), el módulo de mando (CM), el módulo de servicio (SM), el módulo lunar (LM) y el adaptador del módulo lunar (SLA). Todos estos permanecían juntos encima del vehículo de lanzamiento, el Saturno V.

• Sistema de escape de emergencia

El propósito de esta tecnología era mantener lejos al módulo de mando, que contenía la cabina de la tripulación, del vehículo de lanzamiento en caso de abortar la misión. La emergencia podría ser un incendio, la explosión del cohete o que este se saliera de la trayectoria.

• Módulo de mando

Era el centro de control de la nave Apolo y el lugar donde se alojaba la tripulación. Aquí se encontraban la cabina principal, el panel de control, el escudo resistente al calor, las baterías, cinco ventanas y el sistema paracaídas.

• Módulo de servicio

En esta área se encontraban el combustible, los radiadores, el agua y el sistema de propulsión para entrar y dejar la órbita lunar.

• Modulo lunar

Era el encargado en alunizar y volver a órbita lunar. Se componía de dos partes principales, el módulo de descenso y el módulo de ascenso, y suministraba el soporte vital a dos astronautas para un total de cuatro a cinco días.

• Adaptador del módulo lunar

Estructura en forma de cono de aluminio que unía el módulo de servicio con la fase S-IVB del Saturno V. Además, protegía al módulo lunar durante el lanzamiento y el ascenso a través de la atmósfera. Estaba formado por cuatro paneles que se abrían de forma similar a los pétalos de una flor.

La computadora

En las naves se instaló el Apollo Guiding Computer (AGC), fabricado por Raytheon y diseñado por el laboratorio de instrumentación del MIT. Este equipo destacó por ser uno de los primeros en usar circuitos integrados. Había uno en el LEM y otro en el CM.

El AGC contaba con almacenamiento de 36.864 palabras de 14 bits y una RAM de 2.048 palabras. En aquel tiempo se trataba de una verdadera proeza, ya que las computadoras eran enormes y poder acondicionar una que entre en el módulo de mando requirió una arduo trabajo.

En la Tierra, en el Goddard Space Flight Centre y el Manned Spacecraft Center en Houston, se trabajó con el mainfream de IBM System/360 75, el cual se implementó con lógica cableada en lugar de microcódigo como todos los otros modelos de IBM S/360.

El software, por su parte, requirió la participación de 300 personas durante siete años. El programa se denominó LUMINARY y se escribió en lenguaje de programación MAC (MIT Algebraic Compiler).

Estados Unidos gastó aproximadamente 150.000 millones de dólares (en valores de hoy) en sus primeros tres programas espaciales.

La misión Apolo 11 a la Luna representóun gran paso para la humanidad y cambió la forma de ver a la Tierra en el universo. Pero fue también el catalizador de enormes avances científicos y de ingeniería cuyo impacto ha llegado hasta la actualidad.

Síguenos en Twitter...

Tags Relacionados:

apolo 11

NASA


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada