(Foto: Captura)
(Foto: Captura)
Redacción EC

Los accidente cerebrovascular son la principal causa de muertes en el mundo junto a la cardiopatía isquémica, según la Organización Mundial de la Salud. Es por eso que un equipo de investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) ha creado un que ayudará en el tratamiento de esta emergencia médica.

El robot ha sido diseñado con la forma de un hilo precisamente para facilitar el tratamiento de problemas en vasos cerebrales vinculados a aneurismas, una zona del cuerpo muy delicada y fácil de dañar durante una intervención.

Usualmente, para eliminar los coágulos de sangre en el cerebro, los médicos realizan una cirugía en la que se ingresa un alambre delgado a través de la arteria principal del paciente, generalmente en la pierna o ingle.

Con esta innovación, las intervenciones podrían ser mucho más rápidas, directas y precisas, ya que el robot se ha concebido para deslizarse por los vasos sanguíneos sin provocar fricciones.

"Si el accidente cerebrovascular se tratara en los primeros 90 minutos, la tasa de supervivencia de los pacientes aumentaría significativamente", explica Xuanhe Zhao, profesor asociado de ingeniería mecánica, civil y ambiental del MIT.

El hilo robótico ha sido fabricado en una aleación plegable de níquel-titatanio con memoria de forma. El núcleo se ha recubierto de una capa de partículas magnéticas recubierta de un hidrogel que permite resbalar por el interior de los vasos sanguíneos sin provocar fricción que los dañe.

Síguenos en Twitter..