Christian Mestanza Arquiñigo

El 3 de mayo de 2014, los esposo Kevin y Jenifer McCoy junto al desarrollador Anil Dash lograron certificar la propiedad de una pieza de arte digital de su autoría en la conferencia Seven on Seven, un proyecto del New Museum, un museo de arte contemporáneo de Nueva York. Este acontecimiento fue el origen y piedra angular de los NFT, una tecnología que –al igual que el blockchain y el Metaverso– cobra cada vez más relevancia, pero a la cual, lamentablemente, se le suele mirar con cierta desconfianza por su relación con el mundo de las criptomonedas y la especulación. Hoy vamos a descubrir que en realidad los NFT son mucho más que meros dibujitos de memes que gente extravagante compra y vende por miles -y hasta millones- de dólares. Si no fuera así, empresas tan grandes como Alfa Romeo o Adidas no estarían tan interesadas en su desarrollo.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más