Este es el mejor momento para renovar su consola de videojuegos
Este es el mejor momento para renovar su consola de videojuegos
Redacción EC

JAVIER MARTÍNEZ G.

A finales del año pasado Sony y Microsoft lanzaron la y la , respectivamente. Muchos las compraron aún con pocos juegos disponibles, servicios y demás. Hace un mes se realizó el E3, la gran feria de , y se pudo conocer lo que vendrá este año para los consumidores. Ahora es el mejor momento para preguntarse qué consola de nueva generación debería comprar.


En el E3 del año pasado, la presentó a un precio menor que la competencia (US$100 menos) y con algunos juegos. Pese a su funcionalidad como centro de entretenimiento –gracias a servicios como Netflix o Hulu–, la japonesa ha recalcado que es una consola de videojuegos de nueva generación (‘next-gen’). Para ello ha realizado un gran trabajo a fin de mejorar sus gráficos, combinarla con el uso de redes sociales, permitir la transmisión en línea de partidas, entre otros puntos.

Además de sus buenas ventas en EE.UU. y Europa, Sony mira a Latinoamérica. La PS4 está disponible en el Perú con acceso al contenido de Play Station Network (PSN Perú).

Tiene franquicias ya conocidas (Little Big Planet, God of War, Killzone o Infamous), pero también tiene juegos exclusivos como Bloodborne, Deep Down, Drive Club, The Order: 1886 o Knack. Ofrece juegos independientes y material exclusivo en juegos como Destiny o Batman: Arkham Knight.

Como detalle extra, Sony creó PS+, que brinda juegos para PS3, PS Vita y PS4 por una suscripción, mensual, semestral o anual.

Desde antes de su presentación en el E3 del 2013, Microsoft fue cambiando constantemente sus reglas con relación a la consola.

La inclusión obligatoria inicial del Kinect –sensor que reconoce el movimiento del cuerpo– no fue del agrado de los usuarios. Luego decidió retirar el periférico para venderlo por separado y puso su precio similar a la PS4.

Según la VGChartz, esta consola ha vendido 4,6 millones de unidades (contra los más de 8 millones de la PS4 en todo el mundo), principalmente en EE.UU. Debemos decir que no está en toda Europa, Asia ni Sudamérica.

En el Perú no está en venta oficialmente. La única consola que Microsoft vende “con todas las de la ley” es la Xbox 360, que llegó con ocho años de retraso en comparación con el mercado de EE.UU. Parece que la Xbox One no se verá por aquí en el corto plazo.

En cuanto a los juegos, tendrá buenos títulos como Quantbreak, Killer Instinct, Titanfall, Forza Horizon 2, Sunset Overdrive u Oni o Phantom Dust, pero no cuenta con un juego sobresaliente o “vende consolas”. A falta de Halo 5 debemos contentarnos con el Halo: The Master Chief Collection. Tampoco hay noticias cercanas del nuevo Gears of War. Parece que deberemos esperar hasta fines del 2015. También tiene un servicio exclusivo: Xbox Live Gold.

El no tener un rumbo definido le pasa la factura a Microsoft.

El caso de Nintendo es distinto. Es que la gran N lanzó al mercado su Wii U casi un año antes que la PS4 y la Xbox One, tratando de ganar desde el arranque. Sin embargo, sus resultados han sido lamentables.

Al momento de su lanzamiento, la Wii U logró alcanzar tecnológicamente a la PS3 y la Xbox 360. Pero cuando Sony y Microsoft lanzaron sus nuevas consolas, la de Nintendo quedó desfasada por completo.

No podemos pedirle a la Wii U que sea una consola de vanguardia a nivel gráfico. Eso es imposible y claros ejemplos son Batman: Arkham City y ZombiU. Es cierto que posee un gamepad, servicios online, trofeos y demás; pero en lo gráfico no puede competir contra las otras dos.

¿La solución? Seguir trabajando en juegos que luzcan genial pero bajo su propio estilo y su propio sello.

Sobre los juegos, Nintendo tiene un grave problema. Si bien tiene grandes títulos como Mario Kart 8 por ejemplo o el Super Mario 3D World, estos no han logrado ser “vende consolas”. Los ‘gamers’ que compraron la Wii U desde un inicio son lo que compraron estos juegos. ¿Y los demás?

Se espera que el Super Smash Bros sea el gran salvavidas de la consola. Pero Nintendo no tiene el respaldo de otras compañías como Electronic Arts (EA) o Ubisoft. ¿Qué le queda a la Wii U? Optar por juegos con marca de la fábrica (Zelda, Star Fox, Mario Maker, etc.), con buenas excepciones como Bayonetta 2 o Xenoblade Chronicles X.

Otro punto en contra es el precio de la consola. En EE.UU. cuesta US$300, US$100 menos que la PS4 y Xbox One. Pero la falta de un catálogo de juegos extra –además de Mario o Zelda- el consumidor opta alguna las otras dos.

Considero que la Wii U pasará al olvido. No será por tener malos juegos, sino por que salió al mercado en un momento en el que no era el suyo.