Módulos Temas Día

Más en Videojuegos

Pokémon Let's Go, una apuesta que se mueve entre la nostalgia y la ruptura [REVIEW]

El primer título de Pokémon en llegar a Nintendo Switch, se aleja varios pasos de la tradición de la franquicia para intentar renovarla a nivel jugable

Pokémon Let's Go - reseña

(Foto: Nintendo/Game Freak/The Pokémon Company)

Nintendo

Pokémon publicó la primera de sus clásicas entregas dobles hace 22 años y dio inicio a una de las franquicias más queridas y rentables de la historia de los videojuegos. Pokémon Let’s Go llega nutriéndose de la nostalgia de aquellos primeros títulos, pero también trayendo cambios sustanciales a este universo.

Esta nueva entrega llegó en medio de una gran expectativa, debido a que era el primer título de Pokémon para Nintendo Switch, pero también en medio de un gran debate entre sus devotos fans, debido a que el sistema de juego reemplazaba muchas mecánicas tradicionales.

Esto último está relacionado en buena medida a la incorporación de elementos propios de Pokémon Go, videojuego para móviles que ha gozado de gran popularidad entre el sector casual. La idea detrás de Let's Go es captar a este público.

Game Freak, estudio responsable de la serie, ha señalado que Pokémon Let’s Go no es un juego de la serie principal en sentido estricto, pero es innegable que sí es un campo de pruebas sumamente interesante sobre lo que podría ser el futuro de la franquicia. Independientemente de ello, queda por ver si el juego es una experiencia grata por sí solo y ese es el motivo de este análisis.

Pokémon Let's Go - reseña

(Foto: Nintendo/Game Freak/The Pokémon Company)

Nintendo

--- Historia ---

Al igual que Pokémon Blue, Red y Yellow, el nuevo título está ambientado en la región de Kanto, que el público común reconoce por ser el escenario de la primera temporada del anime de Pokémon.

Como en la mayoría de sus predecesores, Pokémon Let’s Go tiene dos versiones, esta vez dedicadas a Eevee y Pikachu, dos de las criaturas más populares de este universo. Estos serán el compañero del jugador en su respectivo juego.

Más allá del acompañante, la historia del juego es idéntica en ambas versiones y mantiene las directrices de los antiguos juegos de la serie: un niño se convierte en entrenador y recibe el encargo de atrapar a las diversas especies que habitan el ‘Mundo Pokémon’. En el camino, el protagonista derrotará a otros entrenadores para proclamarse como el más fuerte de su región.

Pokémon Let's Go - reseña

(Foto: Nintendo/Game Freak/The Pokémon Company)

Nintendo

--- Apartado gráfico ---

Pokémon Let’s Go cuenta con un motor gráfico más avanzado que sus predecesores y es el primer juego de la serie en alta definición. En modo de sobremesa, el juego usualmente corre a 30 cuadros por segundo y se mantiene estable la mayor parte del tiempo, aunque en algunas áreas específicas se ralentiza un poco. En la modalidad portátil, la experiencia visual sigue siendo muy buena.

En comparación con las consolas portátiles anteriores, Nintendo Switch brinda la posibilidad de mostrar un mundo colorido con muy pocos precedentes en la historia de la franquicia. La ficticia región de Kanto nunca se vio tan bien y el juego hace uso de una paleta de tonos brillantes para mantener la atención del usuario.

Más allá de estos detalles, la estructura de los escenarios es bastante básica y se ciñe con fervor a la que mostraban los primeros juegos de Pokémon. Esto es intencional y tiene una doble finalidad: brindar un entorno reconocible para los viejos fans que vuelven a la serie y, a su vez, hacer que el juego sea sencillo para los recién llegados.

Pokémon: Let's Go

(Video: El Comercio)

--- Jugabilidad ---

Como se mencionaba líneas arriba, Pokémon Let’s Go marca grandes distancias con sus predecesores en cuanto a jugabilidad, debido a que abandona partes importantes del sistema de juego clásico para incorporar otras nuevas. Este es probablemente el apartado más extenso y llamativo del juego, por lo que lo repasaremos con detalle.

--- Atraparlos a todos ---

El primer cambio que el juego presenta al usuario es el sistema de captura, inspirado en Pokémon Go. Aquí, el jugador verá el mismo círculo que en el juego móvil, al cual deberá acertar lanzando una pokebola.

La gran diferencia es que esta vez el lanzamiento debe realizarse con los Joy-Con o con la Poké Ball Plus, un control especial que debe comprarse por separado. La tercera forma de usar los controles para la captura es con los Joy-Con montados sobre la Nintendo Switch en modo portátil, moviendo todo el dispositivo para apuntar.

Pokémon Let's Go - reseña

(Foto: Nintendo/Game Freak/The Pokémon Company)

Nintendo

Esta variación puede resultar extraña e incluso chocante para quienes tengan un largo historial jugando los títulos anteriores de la franquicia. Antes de Pokémon Let’s Go, el sistema de captura se basaba en el combate y debilitamiento de un pokémon, tras lo cual recién se lanzaba una pokebola.

Por el contrario, los jugadores provenientes de Pokémon Go encontrarán este sistema muy familiar, mas quedaría por ver su adaptación al control inalámbrico en los primeros compases del juego. De cualquier manera, la aplicación del sistema giroscópico es competente y con el paso del tiempo se va haciendo cada vez más natural.

Volviendo al punto de la ruptura con las mecánicas tradicionales, Pokémon Let’s Go tiene ciertos añadidos como el uso de bayas, pero se centra en la acción más directa y ello tiene sus propios méritos. La complejidad llega de mano con los pokémon que se mueven y el requerimiento de una mayor pericia motriz por parte del jugador.

De hecho, no es un secreto que Game Freak haya estado buscando alternativas al sistema tradicional desde hace tiempo, pues algunos sectores notaban cierto desgaste en esta mecánica de peleas para atrapar a los monstruos. Pese a ello, la mayor parte de los fans de esta serie de videojuegos sigue siendo apegada al sistema clásico.

Pokémon Let's Go - reseña

(Foto: Nintendo/Game Freak/The Pokémon Company)

Nintendo

Dejando de lado estas consideraciones, tales cambios pueden ser vistos como una las bondades de Pokémon Let’s Go, ya que los recorridos por las rutas se hacen más llevaderos, gracias a que el usuario no es constantemente asaltado en peleas aleatorias.

Es más, la captura suele ser gratificante para el usuario y siempre supone que nuestro equipo gane experiencia, lo que antes era patrimonio exclusivo de los combates. Aunque muchos fans ‘duros’ podrían ver con mucho escepticismo el nuevo sistema, es justo decir que este sirve muy bien a su propósito.

--- Encuentros ---

En opinión de quien escribe esta reseña, los encuentros con pokémon en la naturaleza son el más grande acierto de Pokémon Let’s Go y deberían incluirse en futuras entregas de la serie principal de juegos.

En los títulos anteriores había que caminar por las cuevas o el pasto alto, cuando de pronto la pantalla cambiaba y se iniciaba un combate. Salvo por raras excepciones, como el encuentro con un pokémon legendario (no errante), nunca se sabía qué criatura aparecería hasta que la pantalla de batalla se abría.

Pokémon Let's Go - reseña

(Foto: Nintendo/Game Freak/The Pokémon Company)

Nintendo

Ahora, el usuario verá a estas criaturas como parte del entorno durante sus viajes y podrá elegir evadirlas al pasar junto a ellas o dirigirse directamente a capturarlas. Eso no quita que algún pokémon pueda aparecer súbitamente al lado y sorprender al jugador.

Tal decisión hace que el mundo de Pokémon Let’s Go se sienta con más vida que sus predecesores. Pese a que entregas como Pokémon X o Pokémon Sun tienen escenarios más complejos, Let’s Go saca ventaja al ser menos estático gracias a esta nueva característica.

Asimismo, tiene gran importancia que las diversas rutas del juego se sientan mucho menos tediosas, pues da mayor libertad de exploración. Este detalle va de la mano con la antes citada eliminación de las batallas aleatorias.

--- Cadenas e incentivos para capturar ---

A estas alturas es más que evidente que este título da particular importancia a la captura, pero tiene mecanismos para que esta actividad siga manteniéndose interesante y atractiva para el jugador.

Pokémon Let's Go - reseña

(Foto: Nintendo/Game Freak/The Pokémon Company)

Nintendo

Además de que las capturas brindan experiencia a nuestro equipo pokémon, estas también tiene una modalidad de “cadenas”, la cual se caracteriza por capturar a varios individuos de la misma especie.

Por ejemplo, si capturamos un Pikachu en el Bosque Verde, con cada nuevo ejemplar que atrapemos de forma consecutiva, aumentará la posibilidad de hallar otro Pikachu más fuerte o incluso de un color distinto al habitual (variocolor o ‘shiny’).

No obstante, el sistema tiene limitaciones, pues las cadenas se rompen cuando se falla en una captura o cuando nos vemos las caras con un pokémon de otra especie. Otro detalle a tener en cuenta es que la racha solo puede mantenerse durante una sola sesión, por lo que si se cierra el juego o se apaga la Nintendo Switch, también se cortará la cadena.

El realizar varias cadenas o simplemente capturar a diestra y siniestra permitirá que el usuario disponga de una gran cantidad de especímenes y, al igual que en Pokémon Go, este excedente de criaturas podrá ser enviado al laboratorio. A cambio, el jugador recibirá caramelos para hacer más fuertes a otros ejemplares de su especie.

--- Las batallas ---

Junto a las capturas, los combates son otro el otro cimiento de esta serie de videojuegos y Pokémon Let’s Go es algo más conservador en este aspecto, aunque ello no significa que las modificaciones estén ausentes.

Pokémon Let's Go - reseña

(Foto: Nintendo/Game Freak/The Pokémon Company)

Nintendo

En primer lugar debe mencionarse que las batallas ahora se ciñen exclusivamente a los encuentros contra otros entrenadores y siguen brindando puntos de experiencia a nuestros pokémon.

Las habilidades, que llegaron a la serie hace más de 15 años, han sido removidas, aparentemente con el fin de brindar una sensación similar a Pokémon Red y Blue, así como también para simplificar el sistema. Como contraparte, los puntos de combate procedentes de Pokémon Go ahora se usan como un indicador del potencial genético de cada espécimen.

En cuanto al resto del sistema de combate, el juego mantiene el esquema básico, con cada pokémon teniendo la posibilidad de saber hasta cuatro ataques distintos al mismo tiempo; empero, varios de estos movimientos han sido eliminados. Paralelamente, algunos de los ataques presentes en Pokémon Let’s Go pueden ser aprendidos por criaturas que antes no podían hacerlo.

--- Otros detalles ---

El juego se remite a las 151 criaturas de la primera generación y Mew, el último pokémon de la lista, solo puede ser obtenido por quienes tengan una Poké Ball Plus. A estos se añaden Meltan y Melmetal, quienes únicamente pueden capturarse en Pokémon Go, para luego ser transferidos al juego de Nintendo Switch.

Pokémon Let's Go - reseña

(Foto: Nintendo/Game Freak/The Pokémon Company)

Nintendo

Además, cada versión del juego tiene algunos pokémon exclusivos, por lo que será necesario hacer intercambios para completar la Pokédex, como siempre ha sucedido en esta serie de videojuegos.

Pokémon Let’s Go incluye también las megaevoluciones, además de un tipo especial de desafío en el que se debe vencer a un ‘maestro’ dedicado a una especie particular de pokémon. Este último elemento está disponible una vez que se haya pasado la historia principal.

También debe mencionarse que el juego tiene opciones de multijugador para intercambios y combates; no obstante, la interfaz y funciones se sienten incompletas al lado de la mostrada en juegos anteriores y es probable que muchos extrañen el sistema intercambio global. Una buena sugerencia para entregas futuras sería recuperar y mejorar lo que la sexta generación ofreció en este apartado.

Al igual que Pokémon Sol y Luna, Let's Go prescinde de los movimientos de campo. En este caso, nuestro acompañante, Pikachu o Eevee, serán los encargados de cubrir estas habilidades y nos llevarán a volar, surfear o a cortar molestos arbustos.

Finalmente, el juego de Nintendo Switch también deja de lado la crianza, por lo que los huevos de pokémon no tienen presencia en este título. En este caso, la idea nuevamente vuelve a ser simplificar el juego y apostar por la captura.

Pokémon Let's Go - reseña

(Foto: Nintendo/Game Freak/The Pokémon Company)

Nintendo

--- Conclusiones ---

Sin contar a otros juegos ‘spin off’, Pokémon Let’s Go es la entrega que más cambios ha introducido en la historia de la franquicia y trae novedades que, a pesar de ser discutibles para su tradición, buscan darle aire fresco a esta.

¿Es un título recomendable entonces? Eso depende de la persona a la que esté dirigido. Los niños, nuevos fans y los jugadores procedentes de Pokémon Go lo verán con agrado por la sencillez de su planteamiento y las mecánicas inspiradas en el juego móvil. Por su parte, los fans antiguos en busca de nuevas experiencias lo encontrarán refrescante, pero también familiar por su relación con las primeras entregas.

En el otro extremo, los jugadores que más apego sienten por el ámbito competitivo y la dinámica tradicional, podrían sentir que Pokemon Let’s Go trastoca demasiado la experiencia que esta franquicia ha construido a lo largo de los años.

Con un juego de la serie principal programado para 2019, todavía es incierto el impacto que Pokémon Let’s Go terminará teniendo en la franquicia.

DATOS
- Pokémon Let's Go fue lanzado el 16 de noviembre de este año y está disponible en la tienda virtual de Nintendo a un precio de 69 dólares. El juego también está disponible en las principales tiendas del país.

- La Poké Ball Plus se compra por separado y en el Perú tiene un precio aproximado de 280 soles. Este dispositivo también puede conectarse con Pokémon Go.

(Si deseas enviar información a nuestra sección web de Tecnología y Ciencia, puedes hacerlo a: mtumay@comercio.com.pe / martintumay@gmail.com)

Síguenos en Twitter:


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada