Reseña: Minecraft para Play Station 3
Reseña: Minecraft para Play Station 3
Redacción EC

JAVIER MARTÍNEZ G.

es un juego que si bien nació en el 2009, recién dos años después alcanza la popularidad. Y esta ha sido tal, que solo cuestión de tiempo su llegada al mundo de las consolas. Eso, sin contar un sinfín de productos como juguetes, disfraces y más relacionados a la marca.

Es así que ingresamos al mundo de . Es un juego ‘indie’ con tintes ‘sandbox’, en donde seremos un personaje en un mundo total y completamente creado a partir de cubos y en el que podemos hacer lo que deseemos. Un universo en el que podremos crear literalmente cualquier cosa. Podemos construir una casa, criar animales, hasta reproducir países por completo.

Pero lo más importante en este juego será crear, y para ello existe también una gran comunidad gracias a la cual se le han ido añadiendo diversos detalles a este juego. Por ejemplo, ahora se cuentan con medidores de hambre, nuevos mecanismos, más enemigos, etc.

Playstation 3 Edition ha recibido todos estos ‘updates’ y actualizaciones que tuvieron otras versiones. Entonces, este es un juego casi completo. Y digo casi, porque presenta ciertos límites. Sin embargo, estos no le restan mérito alguno. Es más, esta versión sigue teniendo la misma magia que la entrega original.

¿Pero qué nos presenta esta versión distinta a las demás? Son varios puntos: primero, la inclusión de dos modos de juego, el creativo (Creative) y el sobrevivencia (Survival). Luego, se simplifican las opciones de poder crear objetos. También, la interface de nuestro control es mucho más accesible y ha sido adaptado de forma magnifica. Además, se añade un modo multijugador a pantalla dividida, tutoriales para entender mejor y fácilmente las cosas.
Otro detalle interesante es el hecho de elaborar objetos sin tener que memorizar recetas o disponer de los objetos en algún menú. Todo esto es más sencillo y práctico, aunque claro está siempre habrán puristas que vean en esto y otros detalles como algo malo. Para nosotros, dejar el ‘crafting’ de lado no es algo malo y en especial para quienes nunca han jugado Minecraft.

Lo más llamativo que hemos podido notar en esta entrega si la comparamos frente a las demás versiones (incluyendo la de PC) es la inclusión del modo multijugador. Tener partidas cooperativas o competitivas resulta ser genial. Una verdadera experiencia online. Y como detalle extra, siempre estarán los ‘skins’ para darle un estilo a nuestro personaje. Asignarle la apariencia de personajes del universo de Play Station puede resultar ser más divertido aún: se pueden usar personajes de God of War, Uncharted, The Last of Us, entre otros.

Es obvio que esta versión –y gracias a los ‘updates’- se irá mejorando y puliendo. Y aunque esta versión presenta ciertos detalles como la caída de ‘frames’ en algunos casos muy puntuales, es la versión definitiva, siempre y cuando estemos hablando del apartado sencillez y comodidad. Y si a esto le sumamos el buen modo multiplayer, tendremos como resultado un juego que nos entretendrá por muchas horas.