“Los trabajadores necesitamos tomar un litro de agua por hora y comer seguido. La gente olvida que alimentarse restaura el equilibrio químico. Acá se debe comer cada 1 o 2 horas, en porciones pequeñas”, dice Abby Wines. (Foto: National Park Service)
“Los trabajadores necesitamos tomar un litro de agua por hora y comer seguido. La gente olvida que alimentarse restaura el equilibrio químico. Acá se debe comer cada 1 o 2 horas, en porciones pequeñas”, dice Abby Wines. (Foto: National Park Service)
Diego Suárez Bosleman

Periodista de Ciencia y Tecnología

diego.suarez@comercio.com.pe

Abby Wines extraña el agua fría. Y no es para menos, pues vive y trabaja en el lugar más caliente del mundo: el Valle de la Muerte (Death Valley). Con el récord histórico de 56°C, este parque nacional estadounidense ha superado a los desiertos de todo el mundo.

— El nombre no deja nada a la imaginación...

Es un nombre muy aterrador [risas]. Las personas que siempre han vivido aquí –la tribu indígena timbisha shoshone– lo odian, porque es su hogar, un lugar de vida y de belleza.

— ¿No de muerte?

El Valle de la Muerte es una zona de muchos extremos. Va desde los 86 metros por debajo del nivel del mar hasta los 3.368 metros sobre el nivel del mar. Eso significa que hay una gran variedad de hábitats, con distintas temperaturas, plantas y animales. Por ejemplo, gran parte del parque es muy caliente y salado como para soportar cactus, pero en las zonas elevadas hay árboles. Incluso puedes ver nieve.

— Entonces, ¿a qué le debe tan terrible nombre?

Se remonta a 1894. La gente del este de EE.UU. trataba de mudarse a California, al oeste, pues se había descubierto oro allí. Estas personas no habían planeado bien su trayecto, solo querían llegar rápido. Un grupo arribó al Valle de la Muerte tratando de hacerse paso hasta la siguiente montaña, lo cual no fue nada fácil. Terminaron acampando dos meses mientras buscaban una salida. Cuando finalmente salieron, una mujer del grupo dijo: “Adiós, Valle de la Muerte”. El nombre quedó. Lo curioso es que ese grupo estuvo en el valle durante el invierno, no estaba ni siquiera caliente. Solo una persona murió, y era un anciano. No nos merecemos ser llamados Valle de la Muerte.

— Aun así, tiene el título de ser el lugar más caliente del mundo…

La temperatura más elevada que hemos registrado es de 56°C. No he presenciado un calor de ese nivel, pero he experimentado 53°C. Cuando está así de caliente recomendamos a las personas que no salgan de sus carros u hoteles durante el día, que no realicen ningún tipo de escaladas o caminatas, pues es muy peligroso. Incluso, a los que trabajamos aquí, en situaciones de intenso calor, solo se nos permite cumplir tareas afuera si se da una emergencia.

— ¿Hay un límite de tiempo para estar en el exterior?

En el verano. Pero depende de la temperatura. Por encima de los 40°C se puede trabajar afuera, pero cada 30 minutos tienes que parar, descansar y monitorear tu salud. Por encima de los 48°C todo trabajo afuera se detiene.

— El día a día es difícil...

En verano no hay nada bueno. Vivo en el parque, y cuando llego a casa no quiero nada más que una ducha fría, ¡pero no puedo! El agua se calienta a unos 39°C. El agua en las tuberías de agua caliente es más fría, a 29°C.

— ¿Y las lluvias?

Recibimos solo 5 cm de lluvia al año. A veces, la mitad de eso se obtiene en una sola tormenta. No suena a mucha lluvia, pero la tierra aquí no tiene muchas plantas y cuando llueve, el agua no es absorbida por la tierra. En su lugar, toda la lluvia de las montañas y colinas fluye hacia el cañón y baja hacia el Valle de la Muerte. Nuestras tormentas pueden causar intensas inundaciones repentinas. Hubo una en el 2015 que causó US$50 millones en daños a caminos, construcciones históricas e instalaciones del parque. Una de las atracciones afectadas fue el Castillo de Scotty, el cual está cerrado hasta el 2020.

— Un lugar así debe atraer a muchos científicos.

Definitivamente. Muchos científicos obtienen permisos para investigar en el parque. Parte de las investigaciones se relacionan con el calor y el cambio climático. Por ejemplo, hay un gran estudio desde hace un par de años que busca comparar las plantas y los animales que habitan el parque actualmente con las poblaciones que habitaron hace 100 años. Se analizan factores como el tamaño de las especies y a qué altura viven.

— ¿Ya se tienen resultados?

La hipótesis es que ahora las especies se han mudado a zonas más elevadas y que su tamaño corporal se ha reducido ligeramente. Se trataría de una adaptación al calor.

— Leí que hay un lugar en el parque llamado el Campo de Golf del Diablo...

Debido al nombre Valle de la Muerte, las personas vienen y cuando descubren un nuevo lugar lo nombran usando palabras como ‘diablo’, ‘muerte’, ‘funeral’, ‘infierno’. Tenemos la Puerta del Diablo, Montañas Funeral, la Vista de Dante, el Maizal del Diablo. Hay más nombres pero ya te haces una idea. El Campo de Golf del Diablo es un lugar donde la sal ha formado como puntas afiladas. No querrás jugar golf ahí.

Síguenos en Twitter...

Más noticias de ciencia y tecnología...