Christian Meier debuta como director en "Terminal". (Foto: Rafo Iparraguirre/ Difusión)
Christian Meier debuta como director en "Terminal". (Foto: Rafo Iparraguirre/ Difusión)
Sonia del Águila

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

es un apasionado de su trabajo, pero hasta el momento nada le había generado tanta pasión como “Terminal”, cortometraje que le ha llevado a cumplir tres de sus más anhelados sueños: debutar como director y guionista, dirigir a su hijo Stefano y filmar su propio proyecto en la Rae’s Diner, famosa cafetería de Los Ángeles, donde se ha rodado memorables escenas de taquilleros filmes de Hollywood.

MIRA: Cortometraje “Terminal” de Christian Meier llega a Perú el 26 de noviembre

El guion lo escribí estando en Los Ángeles, durante un curso de filmación y dirección; luego, cuando decidí filmarlo, me di cuenta que estaba en la ciudad correcta y llamé a un equipo de profesionales que trabaja en producciones de Hollywood. Filmamos en una cafetería que yo quería, que había visto en muchas películas famosas. ‘Terminal’ tiene un nivel cinematográfico y una historia que atrapa, con momentos de tensión y chispazos de frescura y humor. Es un trabajo del cual me siento muy orgulloso”, refiere Meier sobre su ópera prima; .

“Terminal” cuenta la historia de Lucca (Stefano Meier), un joven sin oficio, quien está muriendo de una enfermedad terminal, con una novia embarazada y a quien, además, un hombre sin escrúpulos (Joseph Lopez) le ha pedido que cometa un asesinato a cambio de dinero. Su temor de no dejar un legado moral y económico para su futuro hijo, le genera dudas sobre la decisión que debe tomar.

-¿Qué representa “Terminal” en tu carrera?

Representa esas ganas que tenía desde hace mucho tiempo de contar una historia, de dirigir; pero por el trabajo que tenía, por la cantidad de producción que hacía y porque siempre estaba de viaje, no me daba el tiempo para hacerlo. Así que hice una pausa para estudiar, entender la dirección y el proceso creativo; entonces “Terminal” pasó de ser un deseo a una realidad.

-¿Y ese es el camino que piensas seguir: dirigir, producir, estar detrás de cámaras?

Sí, es algo que me gustaría seguir haciendo, igual tengo una carrera como actor y planes de seguir en la actuación; pero definitivamente desde hace algún tiempo quise prestarle más atención a esa inquietud que tenía de sentarme a escribir historias que imaginaba. Poder trabajar no solamente para otros sino también para mí, y no me refiero al factor económico sino a la inspiración que podía tener.

Christian Meier en pleno trabajo de dirección de "Terminal". (Foto: Rafo Iparraguirre)
Christian Meier en pleno trabajo de dirección de "Terminal". (Foto: Rafo Iparraguirre)

-¿Escribiste “Terminal” pensando en Stefano como protagonista?

Al principio solo me dediqué a escribir la historia oscura del personaje, pero luego pensé: “Mi hijo vive aquí, en Los Ángeles, puedo de alguna manera agregarle algunos componentes al personaje para que lo trabaje él”. En esa época era estudiante, ahora es un actor graduado. Y sí, al final lo escribí para él.

-¿Qué opinas de su trabajo en el cortometraje?

Hace un excelente papel en “Terminal”, es disciplinado, es un gran artista, además habla inglés a la perfección, no tiene acento, eso hace que se le faciliten las cosas, tiene un futuro brillante. Stefano siempre ha sido un muchacho muy determinado, siempre que se proponía metas, las conseguía. Cuando terminó la escuela dijo que quería ser actor y lo hizo, además tiene talento innato para la actuación. Este año (producto de la pandemia) está aprovechando para cambiar un poco de rubro, está haciendo música para películas.

-En una entrevista con El Comercio, Stefano dijo que busca llegar a Hollywood y que le gustaría interpretar a Anakin Skywalker en una próxima entrega de Star Wars. ¿Qué opinas de sus aspiraciones?

Es muy bueno trazarte metas grandes porque te exiges. En todo caso, creo que está en el lugar correcto (Los Ángeles) para hacer las cosas que quiere, vive en una ciudad que le ofrece muchas oportunidades.

-¿Crees que te supere internacionalmente?

Mi carrera internacional realmente empezó en 2005, cuando tenía 35 años. A esa edad recién la gente empezó a conocer mi trabajo afuera. Mi hijo vino a este país (Estados Unidos) cuando tenía 18 años y ya ha hecho algunas películas independientes y cortometrajes. Aquí la bolsa (laboral) es muy amplia, su carrera seguirá en ascenso y conseguirá el éxito que se merece. Es imposible hacer una comparación.

-¿En algún momento perseguiste Hollywood?

Creo que tenía muchas cosas pendientes antes de venir a Hollywood, tenía responsabilidades en casa, demanda de trabajo tanto en Perú como en Latinoamérica, y hasta el día de hoy sigue siendo igual. Si vienen cosas de otros mercados serán bienvenidas, pero a estas alturas estoy muy agradecido con la carrera que tengo.

-Eres el galán peruano indiscutible, muchas mujeres suspiran por ti. ¿Cómo tomas ese hecho? ¿Has pensado en la posibilidad de que algún día dejarás de serlo?

Pero no suspiran por mí, suspiran por el tipo que sale en la televisión, que se ve como yo, pero no soy yo. El galán del que me hablas debe ser ese de las telenovelas que hacía hace siete años. Esa etapa terminó hace mucho tiempo, precisamente por eso dejé de hacerlas, porque pienso que tuvieron su ciclo y ahí quedaron. Fue bonita mientras duró.

-¿Es verdad que sacrificaste tu vida sentimental por estar más tiempo con tus hijos?

No dije que sacrifiqué mi vida sentimental, dije que prioricé estar más tiempo con mis hijos. Ahora pasamos más tiempo juntos, estoy feliz.

El recuerdo de “Gorrión”

-Sobre “Gorrión”, Humberto Polar Delgado contó que llegaste a la telenovela porque su hijo le dio tu nombre, pues la primera opción que él barajó fue la de Patricio Suárez Vértiz. Sin embargo, en una entrevista con Julio Cóccaro, dijiste que llegaste a esa producción a través de un cásting. ¿Cuál es la verdadera historia?

Un día abrí el periódico y vi que iban a hacer una telenovela, en esa época no sabía que era “Gorrión”, que el productor que era Humberto Polar y que no encontraban al actor principal, entonces llamé para que me consigan una audición. Quería conseguir el papel por dinero, para poder pagar un estudio y terminar mi primer disco. Paralelamente a esa situación, era amigo de Gonzalo Polar, hijo de Humberto, a él le había contado que quería actuar. Le pedí que le diga a su papá que podía contar conmigo para cualquier papel, pero el papá nunca me llamó. Entonces me presenté al cásting y finalmente se dio. Estoy eternamente agradecido con Humberto Polar por la oportunidad que me dio, porque vio en mí algo que ni yo mismo vi. Lo único que yo buscaba era trabajar porque tenía una necesidad económica, jamás imaginé que iba a ser el inicio de una linda historia.

CONOCE LOS SECRETOS DE GORRIÓN: Querían a Patricio Suárez-Vértiz en lugar de Christian Meier y más secretos de la telenovela

Mira también

Christian Meier y su cortometraje Terminal

Christian Meier y su cortometraje Terminal

TE PUEDE INTERESAR